En documentos oficiales publicados por el gobierno del Reino Unido, los modelos de previsión de la “tercera ola” de COVID-19 predicen que las tasas de hospitalización y muertes por esta enfermedad serían “dominadas” por personas que ya han sido vacunadas. El resurgimiento tanto de las hospitalizaciones como de las muertes estará dominado por aquellos que han recibido las dos dosis de la vacuna, en alrededor del 60% y el 70%, respectivamente. Esto se puede atribuir a que los fallos en la inmunización representan una enfermedad más grave que [el COVID-19] en las personas no vacunadas