Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) anunciaron el jueves que convocarán una “reunión de emergencia” de sus asesores para el 18 de junio con la finalidad discutir “informes raros”, pero más altos de lo esperado, de inflamaciones cardíacas después de alguna dosis de las vacunas, basadas en ARNm, de Pfizer o Moderna contra el COVID-19. Como informa CBS, los CDC revelaron anteriormente que los informes de inflamación cardíaca se detectaron principalmente en hombres más jóvenes y adolescentes después de su segunda dosis, y que hubo un “mayor número de casos observados de lo esperado” en jóvenes de 16 a 24 años. . El mes pasado, los CDC instaron a los proveedores a “preguntar sobre la vacunación previa con COVID-19” en pacientes con síntomas de inflamación cardíaca.