Los casos de coronavirus están cayendo en picado en India gracias a los nuevos protocolos del gobierno que promueven el uso de la ivermectina y la hidroxicloroquina como tratamiento preventivo, masivo, entre toda su población. Por supuesto, la OMS y las empresas farmacéuticas, en defensa de sus intereses económicos en la implantación masiva de vacunas, han reaccionado en contra de esta medida efectiva del gobierno Indio. Ni a la OMS ni las Farmaceuticas parece importarles que con esta medida preventiva se están salvando vidas, lo único importante para ellos es la implantación masiva de un sistema de vacunación obligatoria que llene sus arcas financieras.