Las grandes farmaceuticas se aprestan para quedarse con el monopolio de alimentos en occidente

Durante la década de 1990, el devastador ataque de la corporación Monsanto contra los agricultores, sus alimentos modificados genéticamente y sus pesticidas neurotóxicos, inspiraron a la gente a presionar al gobierno para que legislara normas de certificación para los alimentos. Pero gracias a las transnacionales farmacéuticas (Big Pharma), a Bill Gates y al lavado de cerebro de los medios de comunicación de la cultura pop, Monsanto sigue siendo fuerte y está dispuesta a tomar el control total de tu suministro de alimentos con la ayuda de las mismas familias y fundaciones poderosas que ya controlan el dinero y la energía.