IEMENS es la empresa adjudicataria de la mayor cantidad de contratos termoeléctricos por parte del gobierno de Hugo Chávez, entre 2010 y 2013. Las plantas termoeléctricas Termozulia 2, Termozulia 3 y Argimiro Gabaldon en el occidente de Venezuela son ejemplo de ello. Lo mismo que otras plantas termoeléctricas en el centro y el oriente del país. En este sentido, hablamos, solo en estas plantas, de casi 2000 millones de dólares. Pero en total, a nivel nacional podría hablarse de 38 mil millones de dólares invertidos en la emergencia eléctrica, totalmente fracasada, donde la empresa SIEMENS tuvo siempre enormes privilegios de parte de la nomenclatura gobernante en Venezuela y los correspondientes ministros de energía eléctrica y presidentes de Corpoelec. Actualmente, menos del 10% de las máquinas vendidas a Venezuela por SIEMENS están operativas y es ésta la principal causa de los apagones a nivel nacional. Pero ¿Cuáles son los antecedentes de SIEMENS? ¿Cuál es el prontuario de corrupción globalmente conocido de esta empresa alemana?

El ingeniero eléctrico zuliano Alejandro López González hizo un diagnóstico descarnado de las que, a su juicio, son las causas del colapso del sistema eléctrico zuliano, que debería estar produciendo 2 mil 400 megavatios y solo produce 350, con graves problemas adicionales de transmisión y distribución.

LaIguana.TV conversó con López González, egresado de la Universidad del Zulia, con la intención de estimular el debate sobre las razones de la grave situación y, sobre todo, de las posibles soluciones a corto y largo plazo.