El gobierno de Senegal dio una primera reprimenda al embajador de Ucrania, quien ‎emitió en internet una serie de avisos de reclutamiento de yihadistas para enviarlos a luchar contra Rusia. ‎