Al mandar al cierre forzado y totalitario de las actividades económicas de los pequeños y medianos empresarios y comerciantes la mayoría de los paises no estaban «siguiendo la ciencia», la cienca no ha dicho que se hagan cuarentenas masivas. La conclusión más lógica que se puede sacar es que el virus ha sido exagerado para que las grandes empresas puedan tragarse la mayor cantidad posible de pequeñas empresas y para que la clase dominante pueda avanzar con su cuarta revolución industrial o «gran reinicio» a un ritmo rápido.