Si hoy en Venezuela, con una tasa de contagios del 0,5% de la población, tenemos 1350 nuevos casos diarios con 20 fallecidos, en el caso de aumentar en sólo un 1,5%, la cantidad diaria de muertes se multiplicaria por 13 hasta alcanzar unas 270 personas al día. Para evitar un desastre sanitario en Venezuela, con cantidades cercanas a los 300 muertos diarios, y mantener los contagios en niveles de seguridad, al menos no mayores a los actuales, parece evidente que apelar al uso de Ivermectina y Carvativir.

El presidente estadounidense Joseph Biden, una reliquia del antiguo establecimiento político de Washington, continuará con las mismas políticas imperialistas en América Latina que sus predecesores, incluida la de Donald Trump. Hay una clara indicación de que las hostilidades de Washington hacia el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, continuarán bajo la administración de Biden.