La adición de ivermectina a la atención estándar es un fármaco muy eficaz para el tratamiento de pacientes con COVID-19 con una reducción significativa de la mortalidad en comparación con la hidroxicloroquina, más el tratamiento estándar solamente. El uso temprano de ivermectina es muy útil para controlar las infecciones por COVID 19, la profilaxis y la mejora de la tormenta de citocinas.

Ya son más de 10.000 los pacientes tratados, seguidos y revisados por este medicamento. Un metaanálisis que registró 25 ensayos en distintos países del mundo -en total incluyó 2.045 participantes como profilaxis y 1.835 Covid positivos- mostró un descenso en la tasa de mortalidad que ronda entre el 65% (en graves y tardíos) y el 92% (en un uso más precoz de la droga), según el momento y estadio de la enfermedad en los pacientes tratados. También, una reducción de la infección por Covid-19 entre un 82% y 92% cuando se usa en forma preventiva en los trabajadores de la salud y sus allegados cercanos.