El costo de producir hidrógeno a partir de energías renovables va a disminuir, aunque primero es necesario crear la demanda para reducir los costos y construir una infraestructura de entrega de amplia gama. Para que el hidrógeno tenga beneficios ambientales netos debe ser producido a partir de energía renovable y otras fuentes limpias en lugar de combustibles fósiles, que es el método habitual.

Este libro recoge la experiencia de más de 4 años de estudio de los sistemas de generación basados en energías renovables que se han instalado en Venezuela para la electrificación de comunidades rurales aisladas, indígenas y fronterizas del país. La mayor parte de estos sistemas permanecen operativos parcial o totalmente, aunque algunos han sido desinstalados debido a fallas y falta de partes de reemplazo o carencias de mantenimiento.

Lo alentamos a que use estos documentos para pedir un cambio decisivo lejos de las políticas centradas en los inversores, y para reclamar energía para la propiedad pública y el control democrático, hacia el financiamiento público en los niveles de “New Deal” para ampliar el despliegue y hacia el restauración de la planificación y entrega de energía como un “bien público”. No necesitamos “más ambición”. Necesitamos un enfoque radicalmente diferente para la transición.