Según este informe, hasta el 8 de mayo de 2021 se habían registrado 10.570 muertes y 405.259 evidencias de efectos secundarios luego de una inoculación de alguna de las cuatro vacunas experimentales de COVID-19 : COVID-19 mRNA VACCINE de MODERNA (CX-024414); VACUNA DE ARNm COVID-19 de PFIZER-BIONTECH; VACUNA COVID-19 de ASTRAZENECA (CHADOX1 NCOV-19); y la VACUNA COVID-19 Janssen de Johnson & Johnson (AD26.COV2.S).

El estudio, publicado el 10 de abril, revisó los resultados positivos de la prueba COVID-19 de 800 personas: 400 personas que dieron positivo a COVID 14 días o más después de recibir una o dos dosis de la vacuna Pfizer contra 400 personas no vacunadas para ver si las vacunadas tenían más probabilidades de estar infectados con la variante del Reino Unido o Sudáfrica en comparación con los individuos no vacunados.

Dinamarca se ha convertido en el primer país en detener permanentemente el uso de la vacuna COVID-19 de AstraZeneca debido a su posible vínculo con casos muy raros de coágulos de sangre. La autoridad sanitaria danesa dijo el miércoles que, tras su propia revisión, el programa de vacunación en el país continuaría sin la utilizar en ningun caso la vacuna de AstraZeneca , ya que advirtió de un “riesgo real de efectos secundarios graves”.