Para todos los efectos, la guerra está decidida. Toda la operación desde el primer día se centró en la destrucción de las fuerzas ucranianas. Eso se ha completado en gran medida”. Las unidades activas restantes, “están completamente rodeadas, cortadas y aisladas en varios pueblos y ciudades”. Unos 60.000 soldados ucranianos están aislados en la frontera de la región de Donetsk