Las grandes farmaceuticas se aprestan para quedarse con el monopolio de alimentos en occidente

Durante la década de 1990, el devastador ataque de la corporación Monsanto contra los agricultores, sus alimentos modificados genéticamente y sus pesticidas neurotóxicos, inspiraron a la gente a presionar al gobierno para que legislara normas de certificación para los alimentos. Pero gracias a las transnacionales farmacéuticas (Big Pharma), a Bill Gates y al lavado de cerebro de los medios de comunicación de la cultura pop, Monsanto sigue siendo fuerte y está dispuesta a tomar el control total de tu suministro de alimentos con la ayuda de las mismas familias y fundaciones poderosas que ya controlan el dinero y la energía.

La inquisición cientificista entorno al COVID-19 y la aristocracia digital-financiera

En definitiva, el abordaje de la “pandemia” de COVID-19 a través de confinamientos forzados y cierres masivos de las pequeñas y medianas empresas, con un enfoque “médico” basado únicamente en vacunas de ARN mensajero para la edición genética como única solución o panacea, sin considerar tratamientos terapéuticos convencionales que fácilmente mejorarían la condición de los enfermos, es una prueba de este tipo de edictos de fe de la nueva religión cientificista que sustenta la superestructura de poder de la aristocracia digital-financiera, y ya veremos por qué.

La insana locura del Capitalismo desregulado y como evitar «El Gran Reajuste»

Como todos los buenos locos, los bancos y los comerciantes financieros, incapaces de asumir ninguna responsabilidad por sus propias acciones y de adherirse fielmente a su engreída retórica antigubernamental, culparon escandalosamente a los gobiernos de la crisis que habían causado. Se salieron con la suya. Casi ningún financiero fue a la cárcel y continuaron con su libertinaje del sistema

Principe Carlos de Inglaterra fija la agenda «ambientalista» del Foro Económico Mundial 2021

El portal noticioso ambientalista Intelligent Living informó el 19 de enero que entre los que ya respaldaron la “Terra Carta” se cuentan el Bank of America, HSBC y el megafondo BlackRock, que maneja $7,8 billones de dólares en activos y que ha sido el principal promotor de la dictadura de los bancos centrales.