La herramienta más poderosa para adormecer a la gente con un conjunto específico de creencias que existe hoy en día es el dinero. Con la introducción de las monedas fiduciarias surgió una nueva forma de controlar las poblaciones. Nuevos métodos para mantenerlos esclavizados. Los bancos centrales demostraron ser una entidad mucho más poderosa de lo que jamás podría ser la iglesia. La idea de una vida mejor después de esta podría hacer que la gente común se hiciera cosas atroces entre sí. La idea de una vida mejor aquí y ahora podría hacer que las personas se hicieran cosas atroces a sí mismas. Los esclavizó en un trabajo perpetuo, mientras todos se esforzaban por enriquecerse, un objetivo imposible para la mayoría de la gente.

Omar Prieto, gobernador del estado Zulia (Occidente de Venezuela), ha anunciado vía Twitter una nueva propuesta dentro de la entidad llamada “Ciudad Bitcoin”. Según lo que se detalla, el plan se presenta como un “sistema de comercio sano y moderno con criptomonedas” que se estará implementando en la Ciudad de Maracaibo (Capital del Estado Zulia y la segunda Ciudad más importante de Venezuela) y distintas entidades comerciales dentro del Estado Zulia.

El Partido Demócrata se ha convertido en el partido de la guerra, mientras que los últimos 4 años de gobierno de Trump son los primeros en 70 años, en los que Estados Unidos no ha iniciado ninguna nueva guerra en el mundo. Si se permite que Biden se robe la elección, Estados Unidos estaría de nuevo en guerra, no solo en guerras de “cambio de régimen” como las de Bush y Obama, sino que se haría posible una guerra termonuclear total contra Rusia y China, por medio de la cual dar un golpe a la mesa de un juego económico ya perdido por el eje de la élite financiera de EEUU-Gran Bretaña y dando paso a un “reinicio financiero” favorable a los intereses sinarquistas de las mismas élites dominantes tradicionales del eje nor-trasatlántico.