Glazyev dijo que el robo angloestadounidense de miles de millones de dólares de dinero de Rusia es un acto típico de la piratería. Lo comparó con la acumulación de riqueza del imperio británico mediante el saqueo de otros. Calificó esto como una enfermedad inherente del sistema financiero anglosajón. 

Dirigida por Londres, Wall Street y Washington, la OTAN está derribando la economía mundial deliberada y deliberadamente con consecuencias desastrosas. Los principales gobiernos europeos, en particular el de Alemania, temen decirle a su gente que las importaciones de energía [no autorizadas] desde Rusia a Europa están prohibidas. Pero están prohibidas de hecho.