El inicio de las jornadas intensivas de inoculación de las 2das dósis de las vacunas experimentales de COVID-19 se da alrededor de la 2da semana de julio, en una segunda oleada, luego hasta 4ta semana de agosto, en una tercera oelada. Es entonces, a partir de este momento cuando esperaríamos haber tenido una progresiva reducción en los contagios debido a un bloqueo inmunitario de grupo inducido por las vacunas en la población de la región central, sin embargo, los datos demuestran claramente que no ha sido así. Entre la tercera semana de Agosto y la segunda semana de Octubre, la cantidad de contagios en la región central de Venezuela se multiplicó por 5, lo que representa un incremento del 495%.

Lo que está sucediendo es terriblemente similar a la propaganda nazi temprana que se refería a los “judíos inmundos” como propagadores de enfermedades y suscitaba el miedo y el odio irracionales de millones de personas en la sociedad alemana. Era un mensaje del gobierno utilizado para justificar poner en cuarentena a un pueblo, matarlo de hambre y luego aniquilarlo. “Miren, la única pandemia que tenemos son los no vacunados, y están matando gente”, dijo Joe Biden a los periodistas.

De los 700 médicos que respondieron a una encuesta en Internet de la Asociación de Médicos y Cirujanos Estadounidenses (AAPS), casi el 60 por ciento dijo que no estaban “completamente vacunados” contra el COVID. Esto contrasta con la afirmación de la Asociación Médica Estadounidense de que el 96 por ciento de los médicos en ejercicio están completamente vacunados, basandose en sólo 300 encuestados.