Categoría: Noticias Reales

Moderna y Pfizer-BioNTech no están produciendo vacunas sino tratamientos genéticos

La vacuna de ARNm (ARN mensajero) contra el COVID que ahora se está implementando militarmente en muchas naciones del mundo, NO es una vacuna. Repito: no es una vacuna. De hecho, este químico es muchas cosas, pero una vacuna no es.

Vacunas anti-COVID dejan 329 muertos y 9.516 lesionados en EE.UU en su primer mes

Hasta el 22 de enero, se habían informado 329 muertes, un subconjunto de 9,845 eventos adversos totales, al Sistema de Notificación de Eventos Adversos por Vacunas (VAERS) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) después de la vacunación COVID-19. VAERS es el mecanismo principal para notificar reacciones adversas a las vacunas en los EE. UU.

Lo que no dicen de la vacuna de Pfizer-BioNTech: Manipulación genética en “conejillos de indias humanos”

El hecho más alarmante sobre la nueva vacuna editada genéticamente de Pfizer-BioNTech es que el ARNm editado genéticamente para la aplicación de vacunas humanas nunca antes había sido probado. En particular, las pruebas de dos años revisadas por pares con ratones alimentados con maíz modificado genéticamente rociado con Roundup rico en glifosato de Monsanto mostraron por primera vez tumores cancerosos después de nueve meses, así como daños en el hígado y otros órganos

Pacientes COVID tienen más probabilidad de desarrollar enfermedades mentales ¿Por qué?

Un tercio de las personas que han tenido COVID-19 sufren algún tipo de trastorno neurológico o psiquiátrico dentro de los seis meses posteriores a la prueba positiva del virus, y uno de cada ocho recibe su primer diagnóstico de este tipo durante el mismo período, según un nuevo análisis del departamento de psiquiatría de Oxford, que examinó los registros médicos de 236 379 pacientes.