El reciente golpe militar en Bolivia que obligó a Evo Morales al exilio mexicano, según las primeras pruebas, tenía las huellas digitales de Washington. La entrada de la presidenta interina Jeanine Áñez, una cristiana de derecha, y el millonario de derecha, Luis Fernando Camacho, señala un giro desagradable hacia la derecha en el futuro político del país, abiertamente respaldado por Washington. Entre otros temas cruciales será si un futuro gobierno anulará los acuerdos de extracción de litio con empresas chinas.

Leer Más