El Dr. Vikas Sukhatme y Vidula Sukhatme, dos académicos y profesionales médicos estadounidenses, sugieren el uso de ivermectina: “Es probable que la implementación de estos medicamentos en la India reduzca rápidamente el número de pacientes con COVID-19, reduzca el número que requiera hospitalización, oxígeno suplementario y cuidados intensivos y mejore los resultados en los pacientes hospitalizados”

La medida oficial de inflación para los EE. UU., es el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que se disparó a un 4.2%. Esto no parece mucho, pero que este valor sea así se debe a un sinfín de trucos que los gobiernos de Estados Unidos utilizan para reducir este número lo más bajo posible. En resumen, el IPC está diseñado para OCULTAR la inflación. Y a pesar de todos los trucos y juegos jugados por el gobierno de Joe Biden, el número oficial de inflación todavía se registró en el 3%. Este es el IPC subyacente más alto desde 1982.

Hemos visto 100 pérdidas de embarazos reportadas en VAERS hasta el 9 de abril. Y ha habido [también] informes de espermatogénesis alterada y hallazgos placentarios de los modelos animales con infección natural, vacunados y con knockout de sincitina que tienen patología placentaria similar, lo que implica un papel mediado por sincitina en estos resultados.

Hay que señalar que comparativamente con lo ocurrido en el año 2020 en la que la incidencia acumulada de casos (IA) a finales de abril estaba por debajo de 200 y el porcentaje de ocupación de UCIs cerca del 40%, y sin tener vacuna la COVID 19, en este momento después de un año y con vacuna la IA está en 550 y el porcentaje de ocupación de las UCIs en un 60%, es decir, o bien la vacuna no funciona o bien la vacuna es la responsable de esta IA y de las hospitalizaciones y UCIs.

Alrededor del 90% de la población de Siria vive por debajo del nivel de pobreza, que según los datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) es “el porcentaje más alto a nivel mundial”. El cardenal mencionó que la crisis financiera libanesa, los efectos de la pandemia de COVID-19, la corrupción interna, y las sanciones extranjeras han contribuido a que se profundice la pobreza en Siria, a consecuencia de los 10 años de guerra.