El gobierno de Senegal dio una primera reprimenda al embajador de Ucrania, quien ‎emitió en internet una serie de avisos de reclutamiento de yihadistas para enviarlos a luchar contra Rusia. ‎

Scott Ritter, un ex funcionario de inteligencia de la Armada que trabajó como inspector de armas de la ONU en Iraq, que tiene conocimiento sobre armas biológicas y excelentes fuentes en el ejército, echó por tierra el esfuerzo de Estados Unidos y Reino Unido por negar la revelación que hizo Rusia sobre los laboratorios de armas biológicas financiados y controlados por Estados Unidos en Ucrania.

Gina Raimondo, secretaria de Comercio de Estados Unidos, emitió una severa advertencia a las empresas chinas que pudieran desafiar las restricciones de Estados Unidos a las exportaciones a Rusia, en el sentido de que Estados Unidos les cortaría el suministro de equipo y software estadounidense que necesitan para hacer sus productos