Es una apuesta segura que Donald Trump sabe poco de esta historia y es aún más ciego a su propio papel en la fractura de una alianza que ya estaba en conflicto. En todo caso, considera que las recientes tensiones internas solo confirman sus frecuentes afirmaciones de que la OTAN es “obsoleta”. Sin embargo, la inquietante verdad es que Trump tiene razón, aunque sea por todas las razones equivocadas, y en parte autocumplidas.

El informe del lanzamiento de los misiles llegó a solo unas pocas horas después de que la Iniciativa de Sondeo del Mar de China Meridional, con sede en Pekín, dijo que un avión de reconocimiento de la Fuerza Aérea de Estados Unidos RC-135S, utilizado para recabar inteligencia sobre misiles balísticos, fue detectado volando sobre el Mar de China Meridional.