Numerosos científicos han advertido que vacunar a las personas que ya pasaron por el COVID podría causar daños o incluso la muerte. Según el Dr. Hooman Noorchasm , cirujano y defensor de la seguridad del paciente, está científicamente establecido que una vez que una persona ha sido infectada naturalmente por un virus, los antígenos de ese virus persisten en el cuerpo durante mucho tiempo después de que la replicación viral se haya detenido y los signos clínicos de infección se han resuelto. Sin embargo, cuando una vacuna reactiva una respuesta inmune en una persona que fue infectada recientemente, los tejidos que albergan el antígeno viral persistente son atacados, inflamados y dañados por la respuesta inmune, dijo Noorchasm.

Un nuevo estudio cientifico próximo a ser publicado por la Clínica Cleveland encontró que las personas que ya han pasado una infección con el SARS-CoV-2 tienen menos probabilidades de ser reinfectadas que las personas completamente vacunadas con las inoculaciones experimentales que están siendo aplicadas masivamente a nivel mundial. La Clínica Cleveland realizó éste estudio sobre la efectividad de la vacuna COVID-19 entre personas con antecedentes de infección previa por SARS-CoV-2 y aquellas que no la tienen. El propósito del estudio fue evaluar la necesidad de la vacuna COVID en personas previamente infectadas con SARS-CoV-2, los

Un nuevo estudio ha encontrado que el uso de hidroxicloroquina (HCQ) y azitromicina (AZM), de en dosis ajustadas de acuerdo al peso de las personas, mejora la tasa de supervivencia de los pacientes con COVID-19, con un estado avanzado de la enfermedad, en casi un 200 por ciento. Algunos, como Roger L. Simon, colaborador de La Gran Época, han argumentado que los estudios sobre el uso de HCQ para tratar el COVID-19 fueron politizados por opositores del expresidente Donald Trump, que defendían el uso de la droga.

La Asociación de Abogados de la India ha emprendido acciones legales contra la científica en jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Dra. Soumya Swaminathan, por su presunta difusión de desinformación sobre la efectividad del uso de ivermectina para tratar el COVID-19. La asociación envió un aviso legal a Swaminathan el 25 de mayo, alegando que ella estaba “difundiendo desinformación y desorientando a la gente de la India, con la finalidad de cumplir con su agenda [en la OMS]” y que las acciones legales contra la alta funcionaria de la OMS buscan evitar que esta cientifica siga causando “más daño” con su campaña de desinformación en contra de la Ivermectina.

En el último mes de Mayo, las muertes y hospitalizaciones por COVID-19 entre las personas completamente vacunadas en los EE. UU se han triplicado. Las muertes por COVID en aquellos que han sido completamente vacunados contra la enfermedad aumentaron de 160 personas el 30 de abril a 535 personas al 1 de junio, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Por otra parte, entre el 1 de enero y el 30 de abril de 2021, se informaron a los CDC un total de 10,262 “infecciones innovadoras” de la vacuna SARS-CoV-2, definidas como infecciones por coronavirus en personas totalmente vacunadas, de 46 estados y territorios de EE. UU.