China ofrecerá viajes turisticos cortos al espacio exterior

CAS Space, una compañía de cohetes con sede en Beijing, propiedad de la Academia de Ciencias de China, está diseñando un conjunto de cohetes y naves espaciales reutilizables para enviar pasajeros de pago en viajes cortos al espacio, dijo el presidente de la compañía.

Yang Yiqiang, científico principal y fundador de CAS Space, precisó este miércoles al China Daily en una entrevista exclusiva que si todo avanza según lo planeado, la combinación del cohete y la nave espacial madurará después de al menos 15 vuelos de prueba y podrá transportar hasta siete turistas cada vez a una altitud de más de 100 kilómetros, aproximadamente 10 veces la altitud de crucero de un avión comercial. Eso llevará a los pasajeros a través de la Línea Karman, el límite mundialmente reconocido entre la atmósfera de la Tierra y el borde del espacio.

“El viaje al espacio durará varios minutos, el tiempo suficiente para permitir a los pasajeros obtener una magnífica vista de las estrellas y la Tierra y experimentar la ingravidez”, aseguró Yang.

«Junto con el rápido desarrollo de la tecnología espacial, un recorrido espacial para la gente común ya no es una fantasía, sino que se está convirtiendo en una realidad. Un viaje al espacio exterior traerá a los turistas una experiencia completamente nueva que nunca antes habían tenido», añadió.

Yan también explicó que después de que el cohete llegue a la Línea Karman, la idea es que la nave espacial se separe y luego continue volando con la fuerza de la inercia. Entonces, el cohete volverá a entrar en la atmósfera y hará un aterrizaje suave utilizando sus propios motores, mientras que la nave espacial regresará con sus paracaídas. La zona de aterrizaje estará en un área escasamente poblada en el noroeste de China.

De acuerdo a Yang, el cohete será propulsado por cinco motores y tendrá un peso de 70 toneladas métricas. La nave espacial tendrá tres metros de altura con un diámetro de 3,35 metros y tendrá cuatro grandes ventanales. Funcionará de acuerdo con programas preestablecidos, sin piloto ni controladores dentro de la nave espacial.

El científico precisó que su compañía está planeando el primer vuelo del cohete en 2023 para verificar su diseño general, la capacidad de los motores y el equipo de aterrizaje.

Una vez que el programa esté abierto al público, cualquier persona dispuesta a pagar alrededor de 300.000 dólares por este viaje orbital, pasará por una sesión de entrenamiento que será una versión simplificada de la educación de vuelo para los astronautas chinos.

Dennis Tito, ingeniero y multimillonario de Estados Unidos, fue el primer turista espacial del mundo. Junto con dos cosmonautas rusos, Tito se unió a la misión rusa Soyuz TM-32 y pasó casi ocho días en el espacio. Desde entonces, más de 10 personas en todo el mundo se han disparado al espacio bajo su propio costo.

CAS Space firmó recientemente un acuerdo de cooperación estratégica con CTG Travel, una importante agencia de viajes de propiedad estatal, para trabajar juntos en aprovechar el mercado del turismo espacial.

Actualmente, el equipo de Yang se está preparando para el vuelo debut del primer producto de la compañía, el Lijian 1, o Powerful Rocket 1, un cohete de propelente sólido que está programado para llevar seis satélites pequeños al espacio.

El cohete de 31 metros podrá transportar satélites que pesan 1,33 toneladas a una órbita síncrona al sol de 700 kilómetros de altura. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s