La ideología globalista y LGBT en Hollywood, Netflix y Disney los lleva a la quiebra!

Hollywood se está muriendo, sus diversos socios están muriendo, y ellos mismos lo provocaron. La industria del entretenimiento y las noticias corporativas ha tenido durante mucho tiempo un falso sesgo izquierdista que inducía a la confusión y durante muchos años su propaganda y sus motivaciones permanecieron sutilmente disfrazadas. Entonces, algo sucedió. Tal vez fue la elección de Donald Trump, tal vez fue una decisión unificada dentro de la cultura corporativa de quitarse la máscara por completo y revelar la verdadera fealdad debajo, o tal vez fue por pura arrogancia. Cualquiera que fuera la causa, Hollywood y todos los apéndices relacionados con la religión del cine estadounidense de repente se volvieron abiertamente militantes fanáticos de su ideología woke, anteriormente disfrazada, y ahora su fanatismo se ha hecho palpable.

Esta es una dinámica que se venía desarrollando desde hace algún tiempo, pero que realmente se convirtió en un fenómeno internacional a partir del año 2016. Es importante tener en cuenta que también en esta misma época hubo una creciente concientización entre los sectores conservadores y moderados de Estados Unidos, acerca de que la cultura popular había sido abiertamente invadida por personas con una agenda ideológica privada, que no tenían las mejores intenciones en el corazón. Los conservadores y moderados en terminos de cultura y familia habían sido laxos en su vigilancia de la cultura popular. Muchos pensaban que la cultura pop era «cosa para niños» y que la verdadera lucha estaba en la política, pero se equivocaron.

El primer grupo que realmente se dio cuenta de tramá, y habló al respecto, fueron los consumidores de videojuegos. Esto llevó a una oposición abierta a los globalistas de «pseudo-izquierda» que secuestran la industria y se propagan como un cáncer en el periodismo de videojuegos. Y, por supuesto, tan pronto como la gente expresó su desconfianza ante la forma de abordar las temáticas sociales, religiosas y culturales de estos globalistas, entonces éstos respondieron atacando los usuarios indignados como «racistas, homófobos, intolerantes, sexistas y misóginos». Conocido como «Gamergate», los izquierdistas hasta el día de hoy todavía están rabiosamente echando espuma en la boca por la mera mención de la «integridad en el periodismo de videojuegos». Los globalistas de esta «izquierda LGBTI+ anti-familia» realmente odian cuando se les deja en evidencia.

Ha habido muchos otros momentos en que el «izquierdismo globalista» ha sido desenmascarado en sus intenciones de adoctrinar religiosamente a las masas. Desde 2016, han surgido movidas propagandisticas con intención de promover peliculas con Ghostbusters (cazafantasmas) feministas, Star Wars feministas, Star Trek de ideología «Woke«, Dr. Who de ideología «Woke», Batwoman de ideología «Woke», He-Man de ideología «Woke», El Señor de los Anillos de ideología «Woke», propaganda trans, LGBTI´+ y CRT en programación infantil, etc. En Estados Unidos, esto se está volviendo interminable. Alrededor del 95% de todo el entretenimiento popular contiene múltiples capas de mensajes globalistas-woke. El mercado está completamente saturado estos mensajes.

Este tipo de propaganda abrumadora es familiar. Es una metodología utilizada en regímenes comunistas radicales y gobiernos autoritarios a lo largo del siglo 20, como la revolución cultural en la China de Mao, y casi se deslizó justo debajo de las narices de la mayoría de los estadounidenses y las naciones occidentales. ¿Quieres escapar del mundo real durante un par de horas en una tierra de fantasía? ¿Quieres ver historias atrevidas de héroes y villanos clásicos? ¿Quieres experimentar la historia como realmente sucedió, o al menos muy cerca del registro histórico? ¿Estás buscando una experiencia arquetípica, una exploración mitológica de la mente humana o el corazón humano, algo con lo que casi cualquier persona podría identificarse? Lo sentimos, no se te permite escapar. No se te permite examinar ideas e ideales universales. Cada historia debe ser contada dentro del marco narcisista (o prisión) de la ideología pseudo-izquierditas-woke de la política globalista moderna. Incluso en historias ambientadas hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana, como Star Wars, ya vemos metida la ideología de género. La extrema pseudo-izquierda globalista quiere que pienses en sus creencias y puntos de vista todo el día y todos los días, es un lavado de cerebro. Quieren que asumas que su ideología es la ÚNICA ideología. Quieren que asumas que la «mayoría» de la población piensa como piensa. Se llama consenso fabricado.

El problema es que ya gran parte del público es consciente de la agenda y está buscando los mensajes subliminales y no tan subliminales. Ven las narrativas y se están cansando de ello. Así nació el mantra de «Get Woke, Go Broke» («Te vuelves Woke, te irás a la ruina»). La realidad que no se cuenta en ninguno de los grandes medios comerciales de desinformación es que cuanto más se multiplican los personajes y voceros de las ideologías de género e ideologías globalistas en los medios de comunicación, más audiencia pierden esos medios.

El gigante del streaming Netflix ahora está implosionando, con una multitud de proyectos fallidos, la compañía está lidiando con una reciente pérdida de suscriptores de 200,000 y una pérdida de suscriptores proyectada de más de 2 millones para el próximo mes. La compañía en realidad comenzó a flaquear el año pasado, a pesar de que los confinamientos con la excusa del covid en muchos estados deberían haber alentado a las personas a comprar más servicios de streaming como un medio para lidiar con el aburrimiento. Más allá de eso, el precio de las acciones de Netflix se derrumbó de casi $ 700 por acción a $ 190 por acción en menos de seis meses (la caida es muchisimo peor que la del Bitcoin, pero de esta caída casi que no se habla nada).

La compañía nunca lo admitirá abiertamente, pero la programación con mensajes subliminales que fomentan la ideología de género, el abortismo y la ideología «woke», propia del globalismo y del falso izquierdismo occidental postmodernista, es la causa de la debacle del gigante del streaming. Netflix lanzó un memorando interno a los empleados el mes pasado indicando que producirían más contenido para consumidores de diferentes puntos de vista políticos e incluso sugirió que cualquier empleado que tenga un problema con eso debería renunciar. Un problema importante dentro de las empresas de ideología corporativa de tipo «Woke» es la de tener a muchos empleados con bajo nivel profesional, que agregan bajo valor y tienen una baja inteligencia pero que tienen una actitud en la que piensan que deberían estar a cargo de todo, eso provoca muchos problemas laborales en este tipo de empresas con esos valores corporativos que por extremadamente «anti-discriminatorios» terminan siendo todo lo contrario, discriman a los mejores para no hacer sentir inferiores a los pésimos empleados. Ahora parece que Netflix está tratando de limpiar la casa, con cientos de personas despedidas en las últimas semanas. Pero, es demasiado poco y demasiado tarde.

Disney es otro gran ejemplo de que «Get Woke, Go Broke» se está convirtiendo en una regla social. La compañía está plagada de sectarismo woke-izquierdista pro-globalista, hasta el punto de que defendió ávidamente la sexualización de los niños en las escuelas públicas. Los ataques de Disney al gobierno de Florida y su objetivo declarado de sabotear el proyecto de ley anti-grooming (ley que establece que la instrucción en el aula por parte del personal de la escuela o de terceros sobre orientación sexual o identidad de género no puede ocurrir desde el jardín de infantes hasta el grado 3 o de una manera que no sea apropiada para la edad o el desarrollo de los estudiantes de acuerdo con los estándares estatales legalmente ratificado) ha revelado el repugnante las intenciones de Disney para llegar con su adoctrinamiento sexual a niños desde la edad pre-escolar. Disney pretende que los niños estén expuestos a discusiones sexuales y a maestros claras tendencias sexuales LGBTI+ que pretenden inducir a los niños a seguir su propio patrón de comportamientos sexuales.

Ultimamente, Disney ha sufrido múltiples fracasos de taquilla y fallas en la red de transmisión, desde Ms. Marvel hasta Obi-Wan y Lightyear, el gigante de los medios se está desmoronando. Se evidencia que poner tantos mensajes LGBT en tus películas es una formula perfecta para que comiencen a acumularse pérdidas en taquila. Como una empresa no puedes declarar lealtad ideológica a la agenda globalista de Davos y la ONU (agenda LGBTI+) y luego esperar que la mayoría de los estadounidenses, que no comparten la ideología de género, te den su dinero duramente ganado. Por lo tanto, el precio de las acciones de Disney se derrumbó el año pasado de $ 200 a $ 90. La compañía actualmente depende del tráfico continuo a través de sus parques temáticos para sostenerlo, pero con los precios de la gasolina inflándose a niveles récord, es poco probable que los ingresos del parque y los dólares de los turistas continúen manteniendo al conglomerado.

Una película que lo hizo extremadamente bien este año desde todos los ángulos, incluso desde el punto de vista del presupuesto, fue Top Gun: Maverick. La carta de amor de Tom Cruise a los fanáticos de la película original tuvo un presupuesto de $ 170 millones y ha recaudado más de $ 1 mil millones a nivel mundial hasta ahora, aplastando a todas las demás películas de la competencia, incluida la película de Disney ‘Lightyear’. Con cero propaganda izquierdista inyectada en la historia de Maverick y un equilibrio perfecto de apreciación y nostalgia de los fanáticos, los defensores de la guerra contra el culto despertado han demostrado tener razón. El público no quiere tener nada que ver con la política globalista progresista en su entretenimiento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s