Ex-Senador y Asesor del Pentágono afirma que «Ucrania ya perdió la guerra y debe negociar la rendición» (Cnel. Richard Black)

El Coronel Richard Black, es un veterano de guerra de los Estados Unidos, que trabajó como abogado en el Pentágono y ha sido asesor del senado de los Estados Unidos y miembro del senado de Virginia por 20 años. En una reciente conferencia virtual para el Instituto Schiller ha declarado que, objetivamente, Ucrania ha perdido la guerra, aunque oficialmente esta guerra no ha terminado, objetivamente ese país está derrotado. Rusia dispara 50 mil proyectiles al día, muchísimo más de lo que es capaz de disparar Ucrania, con armamentos propios obsoletos e insuficientes suministros por parte de la OTAN, muchos de los cuales provienen de países miembros que ya están por agotar sus reservas debido al suministro de estas a Ucrania. En este contexto, actualmente, Ucrania sufre alrededor de mil bajas al día. Para entender la gravedad y magnitud de esta catástrofe para ese país, el coronel Black, compara estos números con los de la última guerra verdaderamente sangrienta de Estados Unidos, la guerra de Vietnam. En esa guerra, la nación norteamericana perdió 60 mil hombres en 10 años, unos 6 mil cada año. En comparación, con una población mucho más pequeña, Ucrania pierde a 6000 soldados cada mes, esto implica una tasa de bajas 12 veces mayor que la que Estados Unidos sufrió en Vietnam, pero con una población cinco veces más pequeña que la de los Estados Unidos. En definitiva, haciendo números muy propios de los expertos militares, y en términos proporcionales, Ucrania está perdiendo soldados a una tasas 60 veces superior de la que Estados Unidos tuvo en la guerra de Vietnam y que provocó su derrota y salida de ese país, huyendo y de forma desordenada y vergonzosa.

Un conjunto de falsas noticias ha sido desmontado, como la supuesta existencia del «Fantasma de Kiev», un piloto ucraniano inexistente que supuestamente habría derribado decenas de aviones de combate rusos, todo falso, este piloto nunca existió. Luego, se informó de una supuesta resistencia heroica de las tropas en la Isla de Serpiente. En realidad, los soldados en esta isla se rindieron inmediatamente a las fuerzas rusas, como normalmente se ha de proceder en una situación tan precaria como en la que estaban estas tropas ucranianas en ese momento. Toda la propaganda occidental contra Rusia ha mostrado ser un fraude, todo fake, una bola putrefacta de fake news. Las informaciones del gobierno de Ucrania son falsas, exageradas o completamente fantasiosas, y se reproducen sin confirmar por los medios occidentales. La propaganda occidental se desmorona y pronto los medios comerciales de desinformación occidental tendrán que afrontar la realidad de haber mentido a sus adeptos descaradamente.

El 1ero de Marzo, el primer ministro británico, Boris Johnson dijo que las sanciones derribarían a Putin, sin embargo la popularidad de del presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin aumentó. Desde el inicio de la Operación Militar Especial de Rusia en Ucrania, la popularidad de Vladimir Putin aumentó a un 83%, mucho más que la de todos sus homólogos occidentales. Por su parte, el gobierno de Joe Biden prometió destruir al Rublo y a la economía rusa, sin embargo, hoy el rublo es más fuerte que antes de la guerra y durante 2.022 ha sido la moneda más fuerte del mundo, según los reportes de Bloomberg. La otra cara de la moneda es, en realidad, que la inflación en los Estados Unidos se dispara mientras que en Rusia la inflación se ha detenido y comienza a reducirse. Incluso, The Economist informa que Rusia está generando un superávit comercial récord de 1 mil millones de dólares al día, unos 250 mil millones al año. Los países euroasiáticos no solo no han detenido su comercio con Rusia, sino que lo han incrementado. Desde el comienzo de la guerra los rusos no han vivido ninguna crisis de alimentos, combustibles, energía o hiperinflación, como predijeron en occidente. Por lo tanto, el Coronel Richard Black dice que “Cualquiera que espere que los rusos se derrumben por la falta de franquicias chatarra occidentales, no conoce la realidad rusa”. La propaganda y la guerra económica contra Rusia han fracasado y, en este momento, ya los estadounidenses están mucho más preocupados por los problemas económicos dentro de los Estados Unidos que por el tema de la guerra en Ucrania, que ha perdido interés para ellos ante la enorme cantidad de problemas que se acumulan internamente, en ese país.

En Europa, la situación no es mejor que en Estados Unidos. Al obligar a Europa a importar gas desde Estados Unidos, el gobierno de Joe Biden golpea duramente a la economía europea que depende de los productos importados de Rusia. La dependencia de la energía solar y eólica no es fiable y haber cerrado la inmensa mayoría de las centrales a carbón y centrales nucleares, los alemanes se están quedando sin opciones energéticas sostenibles técnicamente. Por lo tanto, el próximo invierno será de gran peligro para Europa. Pero todo esto, entra dentro de los uno de los objetivos militares principales de Estados Unidos para Europa, que siempre ha sido impedir que Alemania tuviera una alianza energética firme con Rusia. En este momento, después de gastar miles de millones de dólares en el gasoducto con Rusia, Estados Unidos ha impedido que entre en funcionamiento, arruinando a la industria Alemana. A esta situación se suma que antes de la guerra el presupuesto militar europeo era moderado, ahora se han incrementado los costos de defensa europeos a niveles insostenibles.

De acuerdo con la opinión del exsenador estadounidense y Coronel retirado del ejército de los Estados Unidos, Richard Black, esta es una verdadera catástrofe y Ucrania debería negociar una rendición inmediatamente, antes de que sea demasiado tarde. Es evidente para todos, incluso para la OTAN, que la guerra en Ucrania está perdida. Sin embargo, una guerra nuclear aún es una posibilidad, debido al nerviosismo dentro de las potencias occidentales. En este sentido, la directora del German Marshall Fund no descarta una escalada y dijo «debemos prepararnos para el uso de armas nucleares tácticas”. Otros funcionarios occidentales, piensan que se debe armar a Ucrania con armas nucleares, lo que sería evidentemente inaceptable para Rusia. Según el Coronel Black, la OTAN debería considerar un tratado separado para hacer a Ucrania un colchón de aislamiento entre el este y el oeste, haciéndola neutral. Por su parte, antes de derrumbarse definitivamente en todas sus defensas remanentes, Ucrania podría salvar la honra y negociar condiciones menos desfavorables para ese país y lograr la paz, sin embargo, si persiste en la acción bélica lo perderá todo, ante un poderío ruso que avanza a pasos firmes. El video con la declaración completa del Coronel Richard Black se encuentra disponible en Youtube.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s