El mundo unipolar está muerto. La era de hegemonía occidental ha terminado

18 de junio de 2022 (EIRNS) — El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, dio el discurso inaugural en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo ayer, en el que describió magistralmente la situación internacional. De entrada, dijo que quería comenzar con el mismo planteamiento que hizo en el Foro Económico Mundial de Davos hace año y medio: el mundo unipolar está muerto. “No hay vuelta de hoja. Esta era ha terminado a pesar de todos los intentos de mantenerlo y preservarlo a toda costa”. El concepto erróneo de un mundo unipolar se basa en la idea de que solo hay “una potencia, si bien fuerte, con un círculo limitado de aliados cercanos, o como se dice, países con acceso concedido, y todas las prácticas empresariales y las relaciones internacionales, cuando es conveniente, se interpretan únicamente en interés de esta potencia. En esencia trabajan en una sola dirección en un juego de suma cero. Un mundo construido sobre una doctrina de este tipo es definitivamente inestable”, explicó Putin. 

Putin señaló la ceguera obstinad de Estados Unidos y de las potencias europeas que, tras la Guerra Fría, ignoraron el surgimiento en las últimas décadas de nuevos centros de poder “cada vez más asertivos”, con sus propios sistemas políticos, sus modelos de crecimiento económico y el derecho a protegerse y asegurar su soberanía nacional. Se trata de “cambios tectónicos genuinamente revolucionarios en la geopolítica, la economía mundial y la tecnología en todo el sistema de relaciones internacionales”. Estos “países y regiones dinámicos y potencialmente fuertes están creciendo”, dijo Putin, y no se puede seguir ignorando sus intereses. 

Putin fustigó a los Estados occidentales por negarse “a darse cuenta de cosas obvias, aferrándose obstinadamente a las sombras del pasado… Parecen creer que el dominio de Occidente en la política y en la economía mundiales es un valor eterno e inmutable”. Pero, “nada es eterno”, advirtió. Las naciones occidentales pretenden “dar marcha atrás al curso de la historia. Parecen pensar en términos del siglo pasado”, y consideran que cualquier nación fuera de los mentados “mil millones dorados” es un remanso rural, son colonias y ciudadanos de segunda clase. Cualquier nación que no obedezca ciegamente es castigada o aplastada. 

El Presidente de Rusia pasó luego a presentar un análisis bastante detallado y sistemático de la economía rusa, evaluando sus problemas, sus prioridades y logros, en especial bajo la embestida de la “guerra relámpago de sanciones” que Occidente ingenuamente pensó que aplastaría “repentina y violentamente” la economía, la industria y el nivel de vida del pueblo ruso. “Esto no funcionó”, señaló Putin. La propaganda sobre el dólar a 200 rublos y el colapso económico era solo guerra de desinformación. “La vida real ha desmentido estas predicciones”, dijo, pero “para seguir logrando éxitos, debemos ser explícitamente honesto y realistas a la hora de evaluar la situación, ser independientes a la hora de sacar conclusiones, y por supuesto, tener un espíritu de superación, que es muy importante. Somos un pueblo fuerte y podemos hacer frente a cualquier desafío… Toda la historia milenaria de nuestro país lo confirma”. 

Putin explicó los desafíos de aumentar la producción, aumentar la oferta en el mercado interno y restablecer la demanda. Se ha conseguido reducir gradualmente las tasas de interés y la inflación. Pero se debe hacer más todavía. Hay que hacer todo lo posible para mejorar las condiciones de vida de la población, proporcionar vivienda, transporte y nueva infraestructura, restablecer al financiamiento bancario y proteger a los ciudadanos más vulnerables. Planteó la necesidad de ir más allá de la mera sustitución de importaciones para producir bienes de alta calidad con la tecnología de punta. 

Son los países europeos, dijo Putin, los que están sufriendo la peor parte de las sanciones impuestas a Rusia. “Las sanciones como arma han resultado en los últimos años ser un arma de doble filo que daña a sus promotores y arquitectos tano o más”. Putin estima que las pérdidas directas calculables de la Unión Europea debidas a la “fiebre de sanciones” podrían superar los $400.000 millones de dólares este año, cuyas víctimas son los ciudadanos europeos, a quienes les están comiendo sus ahorros. De hecho, Europa ha perdido su soberanía política, afirmó Putin. “Sus élites burocráticas bailan al son de otros, y hacen todo lo que se les dice desde arriba y están perjudicando a sus propios pueblos, sus economías y sus empresas”. Eventualmente, advirtió, “esa desconexión de la realidad y de las demandas de la sociedad llevará inevitablemente a un aumento del populilsmo y de los movimientos extremistas y radicales, a grandes cambios socioeconómicos, a la degradación y a un cambio de élites a corto plazo”. 

Lo que sucede hoy con la economía mundial, explicó Putin, no tiene nada que ver con la operación militar especial de Rusia en Ucrania. Más bien, el mundo ha sido conducido a esta situación “poco a poco, durante muchos años de políticas macroeconómicas irresponsables del G7, incluyendo la emisión incontrolada de dinero y la acumulación de deuda sin garantía”. (en.kremlin. ru/events/president/ news/68669).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s