Putin:»Occidente está dispuesto a sacrificar al resto del mundo en aras de preservar su dominio global»

14 de mayo de 2022 (EIRNS) — En una reunión del 11 de mayo con importantes miembros de su equipo económico, el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, hizo una revisión de la “complicada” situación en la cual sus ministros y asesores deben actuar para crear un entorno económico estable, “debido a la complicada situación mundial y a las presiones aplicadas por los países occidentales a través de las sanciones”. Entre los asistentes estuvieron el Primer ministro, Mikhail Mishustin, el ministro de Desarrollo Económico, Maxim Reshetnikov, el ministro de Industria y Comercio, Denis Maturov, el ministro de Finanzas, Anton Siluanov, y la gobernadora del Banco Central, Elvira Nabiulina.

Sobre la crisis mundial, Putin dijo que “es causada en la mayor parte por estas sanciones. Quienes las concibieron partieron de ambiciones políticas exageradas y miopes y de la rusofobia, a expensas de sus propios intereses nacionales, de sus propias economías y del bienestar de sus pueblos, como lo demuestra principalmente el aumento de la inflación en Europa”. En algunos países, indicó, la tasa de inflación anual es cerca del 20% y los precios de la Eurozona han aumentado en un promedio del 11%. 

El mandatario ruso advirtió que este “frenesí de sanciones” hará que el pueblo de la Unión Europea sufra las consecuencias “que serán difíciles de revertir. Lo mismo se aplica a los países más pobres del mundo, que ya están en riesgo de hambruna”. Y la responsabilidad de esto, subrayó, radica en la clase política occidental, “que están dispuestos a sacrificar al resto del mundo en aras de preservar su dominio global”. En contraste, explicó, Rusia ha abordado los desafíos externos de forma responsable y segura, encontrando soluciones para “fortalecer su soberanía económica, tecnológica y su seguridad alimentaria”. Después de que los “socios sin escrúpulos” abandonaran el país, las empresas nacionales intervinieron y pudieron llenar esos nichos de mercado y suministrar productos de primera necesidad, equipos del sector industrial y de servicios, maquinaria de construcción y agrícola, por ejemplo. 

Putin destacó otras medidas tomadas para enfrentar la inflación y asegurar la disponibilidad de un presupuesto adecuado; señaló el superávit presupuestario récord de 2.700 billones de rublos y las decisiones financieras tomadas que permitieron que procediera el desarrollo de proyectos. El rublo se ha fortalecido, y el superávit de comercio exterior está rompiendo récords, dijo. Entre las áreas de preocupación están la disminución de la demanda interna y la reducción de las cuentas empresariales y privadas, que también afectan las tendencias de desarrollo económico. También indicó los pasos tomados para respaldar a las empresas y a las regiones rusas, la asistencia a las familias con hijos a través de ayudas financieras, la reestructuración de las deudas de las regiones y la facilitación de préstamos. Se desarrollaron ayudas específicas para industrias fundamentales: la aviación, la agricultura y la producción de alimentos. También se aplicaron medidas especiales para saturar la economía con liquidez, lo que es fundamental para mantener los puestos de trabajo, y se facilitaron programas hipotecarios para que las familias puedan adquirir viviendas, lo que también impulsará el sector de la construcción.