«La falsa ilusión de éxito del ejército ucraniano ya no se sostiene»-Douglas MacGregor

Executive Intelligence Review (EIR)

El analista militar y coronel retirado, Douglas Macgregor, ex asesor del Pentágono, explicó en una entrevista con Max Blumenthal en el portal electrónico GrayZone el 15 de marzo que los objetivos militares reales de Rusia, no los que alegan los sordos ideólogos de Occidente, «se han completado en gran medida”. Señaló que la estrategia de Rusia, diseñada para evitar víctimas civiles y neutralizar a las fuerzas armadas ucranianas, está funcionando. La estrategia incluye también la captura y destrucción de armas y suministros militares. “Para todos los efectos, la guerra está decidida. Toda la operación desde el primer día se centró en la destrucción de las fuerzas ucranianas. Eso se ha completado en gran medida”. Las unidades activas restantes, “están completamente rodeadas, cortadas y aisladas en varios pueblos y ciudades”. Unos 60.000 soldados ucranianos están aislados en la frontera de la región de Donetsk. Macgregor supone que deben estar enfrentándose  a una situación de escasez de suministros, después de varios días. 

Explicó lo que considera cuáles son los problemas que quedan. El mayor problema, dijo, es que “en Occidente no hay verdad. Hay puras ilusiones y esta impresión de éxito [que se quiere proyectar] de parte de los ucranianos, que no se sostiene”. Esto lleva a mantener los intentos de rearme, independientemente de si las nuevas armas se pueden utilizar realmente en los combates actuales, pero agravan el esfuerzo de desmilitarización y crean el riesgo adicional de que las armas caigan en manos de las milicias neonazis, formaciones irregulares y de auténticos terroristas. Macgregor destacó que la ejecución sumamente cautelosa que hizo Putin de su plan es admirable, pero su cronograma establecido, de avanzar sin premuras, ha dado pie a los occidentales llenos de fantasía, que ignoren lo que Putin ha dicho y ha hecho, a doblar la apuesta con armas y más armas. 

El mayor problema sobre el terreno, explicó, era que Mariupol está controlada por el batallón Azov de neonazis, y por ende ha sido la ciudad en la que Putin no ha podido evitar daños mayores. Macgregor identificó allí a unos 3.000 ideólogos del Batallón Azov que es muy poco probable que lleguen a un acuerdo. Es posible que Putin acabe teniendo que arrasar partes de la ciudad, algo que piensa y planea evitar en todas las demás. Por otra parte, Macgregor informó sobre un video que había visto de la pandilla Azov en Mariupol, en el que impiden abiertamente a los civiles entrar en los corredores humanitarios. Caracterizó el uso que hacen de la población civil los del Azov como un equivalente de mantener a la población de rehenes. Esto ocurrió antes de la puesta en marcha de los refugiados por los corredores humanitarios permitidos el miércoles 16. 

Por su parte, el entrevistador de GrayZone, Max Blumenthal, comentó sobre el intercambio que tuvo con una legisladora ucraniana en un programa de entrevistas unos días antes. Las duras palabras y frases en retahíla sobre la “no negociación” y sobre un “ataque biológico o químico ruso garantizado”, le hicieron pensar que ya se había concretado la operación de montar una acción con armas bioquímicas de falsa bandera, de la que se culparía a los rusos. Macgregor asintió con la cabeza y luego respondió que el bando ganador no monta falsas banderas; y los rusos están ganando. Sin embargo, existe ese peligro, como lo hicieron en Siria, mientras la situación militar ucraniana se desmorona. (youtu. be/NFngc_8RiVc). 

@TronAleks

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s