Sistema financiero occidental al borde del abismo por posibles impagos de Rusia

Executive Intelligence Review (EIR)

Un incumplimiento del pago de la deuda soberana rusa (bonos del Estado ruso), un evento al que la calificadora de deuda Fitch le asigna una probabilidad de 80%, podría detonar una explosión del sistema financiero internacional (Europa y Estados Unidos). Fitch basa esa probabilidad en el elevado valor que tienen las permutas por impagos de deuda (CDS, por sus siglas en inglés) unos derivados financieros que funcionan como un “seguro” de impago que compran los acreedores, pero para la deuda rusa se elevó el precio de esos “seguros”. El hecho es que si arrinconan a Rusia, se vería obligada a echar mano de esa bomba; de hecho, ya anunció que pagará, pero en rublos, y si quieren cambiarlos por dólares o euros, que vayan a cobrarlo a los bancos que tienen incautadas sus reservas. 

Por ejemplo, el caso de Pimco, uno de los fondos gestores de inversiones más grande del mundo. Pimco tiene bajo su gestión más de $2,21 billones de dólares en activos de los bancos centrales, fondos soberanos, fondos de pensión, corporaciones, fundaciones e inversionistas particulares en todo el mundo. 

Pimco tiene una exposición con la deuda rusa, como propietario de bonos rusos y como contraparte en contratos de CDS. Son dueños de más de $1.500 millones de dólares en bonos de la Federación Rusa y cuando menos unos $1.000 millones de dólares en apuestas de derivados de que el país no caerá en incumplimiento (CDS). 

Si Rusia incumple, Pimco perderá directamente cuando menos $2.500 millones de dólares, pero en consecuencia podría sufrir una corrida de fuga de capitales con llamados de ajuste de margen (margin calls) que exigirían el pago cuando ven que la empresa va perdiendo. 

Luego de que el Presidente de Rusia Vladimir Putin firmó la ley que dicta el pago de los bonos en rublos, el precio de los CDS para la deuda rusa se fue a la estratósfera. Para asegurar $10 millones de dólares en bonos rusos a 5 años, ahora se exige un pago adelantado de $5,8 millones más $100.000 al año, según los datos de la firma de información financiera Intercontinental Exchange, que reporta la agencia de noticias financieras Bloomberg. ¿Cuántas instituciones financieras ya están perdiendo por esa deuda, debido a que tienen que responder al pago de los CDS? 

Los informes de prensa señalan a Société Genérale, Crédit Suisse (CS), Unicredit, Raiffeisen Bank y al Deutsche Bank como los bancos con mayor exposición a la deuda rusa. Las acciones del Deutsche Bank se han hundido en más de un tercio en las últimas cuatro semanas. La caída del valor de esas acciones es un “gran problema, porque Deutsche Bank está muy interconectado con los bancos de Wall Street a través de los derivados. Según el informe anual más reciente de Deutsche Bank, con fecha del 31 de diciembre de 2020, tiene $35,4 billones de dólares en valores teórico de derivados”, informó la página web especializada WallStreetOnParade.com. 

En el caso de Credit Suisse, el portal InsideParadePlatz.ch informó que el margen de los CDS en la deuda que tiene Credit Suisse pasó de 55 a 114 desde que inició la guerra en Ucrania. 

Los plazos de pago se acerca rápidamente: el 16 de marzo es el límite para pagar rendimientos de $117 millones, el 21 de marzo para $66 millones y el 28 de marzo para $102 millones en bonos rusos diferentes. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s