El protagonismo de los Nazis en Ucrania es ya evidente

Executive Inteligence Review

Los hechos sobre las muchas organizaciones fascistas en posiciones de influencia en Ucrania desde el golpe de 2014 se han mantenido fuera de los medios informativos de Occidente, aunque varios periodistas independientes y varias instituciones israelíes han documentado (y repudiado firmemente) el hecho de que esos nazis no solo han sido tolerados por el gobierno de Ucrania, sino de hecho tienen poder sobre muchos aspectos de la política del gobierno, y esto fue aceptado por los controladores de Kiev en Londres y Washington. Abunda la documentación rusa sobre las atrocidades cometidas por esas organizaciones neonazis (como el papel central que jugaron en los ataques militares genocidas en la región del Donbás con una población mayoritaria de habla rusa que se negó a aceptar el golpe de Estado fascista) y se ha descartado oficialmente como supuestas “mentiras rusas”. El semanario EIR ha documentado también todo el historial del papel abierto de los gobiernos británico y estadounidense en el fomento deliberado de estas organizaciones fascistas, que se remonta al período de la posguerra cuando la CIA y el MI6 británico reclutaron a las redes nazis derrotadas para utilizarlas como herramientas anticomunistas en las operaciones de la Guerra Fría, hasta el proyecto de Obama, Biden y Victoria Nuland para gastar $5.000 millones en el derrocamiento del gobierno electo democráticamente en Ucrania en 2014 para instalar a los dirigentes elegidos por Washington ligados a los nazis. 

(Ver EXPEDIENTE: Potencias occidentales respaldan golpe neonazi en Ucrania (larouchepub.com)).

(“Ukrainian Patriots Expose EU Support for Neo-Nazi Coup” [larouchepub. com/other/2014/ 4110vitrenko_wbcst.html);
y “How Obama and Soros Put Actual Nazis in Power in Ukraine” (larouchepub. com/eiw/public/ 2017/eirv44n08-20170224/04-21_4408.pdf). 

Ahora el muro represivo colocado sobre estos hechos se está derrumbando. El propósito del despliegue militar de Rusia en Ucrania, que Vladimir Putin ha definido pública y claramente ante el mundo, a saber, la desmilitarización y desnazificación del país, ha provocado la histeria en el mundo occidental. Los principales promotores de la guerra económica total contra Rusia, mientras se preparan para la guerra militar, se han visto obligados a salir en público a defender lo indefendible: el apoyo a los defensores de Stepan Bandera, el aliado fascista de Hitler en Ucrania con todo y su esvástica en el brazo. Alegan que no se puede acusar a Ucrania de fascismo por su Presidente, Volodómir Zelenski, es judío. Pero se pudo ver y escuchar al coronel Douglas Macgregor en Fox Business, decirle a un aturdido presentador el viernes 4 de marzo, que Zelenski no es más que un “títere” y ciertamente ningún héroe. “Lo único heroico que podría hacer es aceptar la realidad y declarar a Ucrania como Estado neutral, que sería bueno para nosotros así como para Rusia”, agregó. 

Zelenski fue electo como Presidente de manera abrumadora en 2019 porque basó su campaña en la propuesta de parar la guerra en las autodeclaradas repúblicas de Noetsk y Luhansk en la región del Donbás, y hacer la paz con Rusia. Pero este propósito inicial, suponiendo que fue sincero, lo aplastaron los nazis que lo amenazaron con orquestar otro golpe e incluso que Zelenski “perdería su vida; se colgaría de algún árbol” en Kiev, si se atreviera a implementar cualquier parte de los Acuerdos de Minsk o parar la guerra en las repúblicas del Donbás. Por miedo o por incompetencia, Zelenski capituló, y ahora le pide a la OTAN que intervenga para crear una zona de exclusión aérea, lo cual es un llamado a una guerra de la OTAN contra Rusia. Toda figura militar y política que no está completamente orate ha insistido en que esa guerra significaría la aniquilación de la raza humana. 

No hay ningún motivo para la guerra. La resolución de esta crisis global, que beneficia a todos, radica en la convocatoria de una conferencia internacional tal y como se plantea en el llamado del Instituto Schiller, Convocamos a una Conferencia Internacional para establecer una nueva arquitectura de seguridad y desarrollo para todas las naciones (Llamado – Schiller Institute (ES) (nationbuilder.com)). Si no lo has firmado aún, fírmalo y circúlalo entre tus representantes institucionales y dirigentes sociales y dale seguimiento para que lo firmen. Se acabó la era de la geopolítica, de las divisiones del mundo en bloques enfrentados. La declaración conjunta de Vladimir Putin y Xi Jinping del 4 de febrero presenta el nuevo paradigma de paz a través del desarrollo de todas las naciones (en.kremlin. ru/supplement/5770). La división imperial británica del mundo ya no la acepta la enorme mayoría de las naciones del mundo ni los ciudadanos del mundo. Celebremos una nueva era de la humanidad, cooperando para el desarrollo de la Tierra y del sistema solar. 

Siguenos en Twitter @TronAleks

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s