El precio de las materias registra el mayor aumento semanal desde 1974

Los precios de la gasolina en las estaciones de servicio de Estados Unidos se dispararon mucho antes de que Rusia iniciara operaciones militares en Ucrania. Sin embargo, el conflicto ha provocado una perspectiva de escasez de productos básicos, especialmente productos energéticos, y ha enviado al Brent y al WTI muy por encima de la marca de los 110 dólares en los últimos días. Rusia es uno de los mayores proveedores de petróleo crudo del mundo y uno de los efectos indirectos de la idea de la administración Biden de sancionar al país ha sido uno de los saltos diarios de gasolina más significativos registrados en toda la historia. Según los nuevos datos de combustible, el precio promedio nacional actual de la gasolina es de $3,837 por galón, el segundo movimiento más grande registrado desde los primeros días de la guerra de Irak en 2005. A este ritmo, los precios de la gasolina podrían superar el récord en días, que está a sólo 27 centavos de distancia. El jueves, por primera vez en la historia, una ciudad de EE. UU. superó el promedio de 5 dólares por galón, esto sucedió en San Francisco.

Desde el jueves pasado, inicio de la guerra en Ucrania y los siguientes diez estados han visto los mayores aumentos en sus promedios de precios de combustible: Michigan (+39 centavos), Indiana (+36 centavos), Illinois (+31 centavos), Ohio (+30 centavos), Tennessee (+26 centavos), Kentucky (+24 centavos), Carolina del Sur (+20 centavos), Georgia (+21 centavos), Delaware (+19 centavos) y Alabama (+18 centavos) .

Los futuros del WTI superaron la marca de los $110 y los precios mayoristas de la gasolina están siguiendo su ejemplo a lo largo de la cadena de suministro, y ambos proporcionan un indicador adelantado de hacia dónde se dirigen los precios de la gasolina. A continuación, encontramos que los precios en el surtidor podrían subir mucho más allá de $4 con objetivos superiores de incluso $4,50 si la agitación geopolítica en Ucrania empeora o si los suministros se reducen a nivel mundial. Los precios de la gasolina en las estaciones de servicio de Estados Unidos nunca han sido tan altos para esta época del año. La transición de verano a invierno también aumentará los precios. Por lo tanto, un fuerte aumento en los precios de la gasolina está provocando un lastre en la confianza del consumidor y probablemente afectará los datos de las encuestas del presidente Biden con otra caída. Los precios de las materias primas esta semana registraron su mayor incremento semanal desde 1974 (una época en que la inflación era galopante). La combinación de altos precios de la gasolina y los alimentos afectará los patrones de gasto de los hogares y mellará la confianza antes de las elecciones intermedias, pero esta mañana, la administración de Biden declaró, sin absolutamente ningún apoyo ‘científico’, que está excepcionalmente bien posicionada para hacer frente a la inflación. Algo que no es para nada creible.