Tribunal de Lisboa determina que solo 152 personas han muerto por COVID-19 en Portugal y no 17.000 como afirma el gobierno

Tras la petición de un ciudadano, un tribunal de Lisboa se vio obligado a proporcionar datos verificados de mortalidad por COVID-19. Según el fallo, la cantidad de muertes verificadas por COVID-19 desde enero de 2020 hasta abril de 2021 es solo 152 personas y no alrededor de 17,000 personas como afirman los ministerios del gobierno portugues. Aunque la prueba de PCR fue positiva, en todos los casos, el resto de personas murieron por diversas razones que no se pueden atribuir al COVID-19 . “Vivimos en un fraude de dimensiones sin precedentes”, escribió Andre Dias.

“Los datos provienen del Sistema de Información dos Certificados de Óbito (Sistema de Información de Certificados de Defunción – SICO), el único sistema de este tipo en Portugal. La referencia a 152 certificados de defunción emitidos “bajo la supervisión del Ministerio de Justicia” es falsa, ya que todos los certificados de defunción se expiden bajo los auspicios del Ministerio de Justicia, siendo la única institución que los emite. “En respuesta a una demanda popular, se requirió una orden judicial para que el Ministerio respondiera, desesperado por no denunciar el fraude.

152 mortes de covid em Portugal desde janeiro 2020
Sentencia del Tribunal de Lisboa: 132 personas murieron por COVID-19 con examenes de laboratorio verificados y 20 sin examenes de laboratorio verificados. El restante numero de personas no consta que hayan muerto por COVID-19 sino por otras causas.

“Todos los responsables del manejo de datos de ‘casos’ y ‘muertes’ pueden, a partir de entonces, ser juzgados por el delito sólo si queda algo de dignidad en el estado de derecho”, continuó. “Si estas cifras son del mismo orden de magnitud para otros países también, y no hay razón para suponer lo contrario, entonces la pandemia es un engaño de proporciones sin precedentes y aquí se han cometido crímenes cometidos contra la humanidad a gran escala”.