Medios occidentales preparan nueva matriz desinformativa: ¡Los OVNIS son armas Ruso-Chinas!

En caso de que usted aun no se haya enterado, porque desde hace un año y medio no hay más noticia que el covid y la necesidad de vacunarse sea como sea, entonces le informámos que ya está en desarrollo el nuevo bluf de alarmismo global. En este sentido, se ha confirmado que el muy esperado informe OVNI que emitirá el gobierno de los EE. UU. antes de terminar este mes de Junio no contendrá ninguna revelación cientifica respecto al tema de la vida extraterrestre y ciertamente no verificará las ideas de nadie acerca de que estos fenómenos OVNI son de origen extraterrestre y, por supuesto, no mostrará ninguna evidencia cientifica ni en contra ni a favor. Sin embargo, sobre lo que si hará afirmaciones arriesgadas y anticientificas (algo muy de moda en los últimos meses) será sobre la posibilidad de que los OVNIS sean evidencia de que Estados Unidos ha “perdido peligrosamente” la iniciativa en el desarrollo tecnológico y que Rusos y Chinos parecen, realmente, haber ganado en la carrera armamentista de la pasada guerra fría.

Los grandes medios de comunicación estadounidenses (The New York Times, The Washington Post y CNN) han estado siendo contactados por “funcionarios estadounidenses desconocidos” que han realizado una gira por los medios impresos hablando con la prensa bajo condición de anonimato (por supuesto). Primero contactaron a The New York Times, informando en sus declaraciones sobre el contenido del informe OVNI proximo a entregarse al gran público. Luego, hablaron con CNN y The Washington Post. Cada uno de estos tres medios dieron cuenta de la misma información de parte de estos funcionarios anónimos: “El gobierno de EE. UU. no sabe qué son estas cosas, pero está muy preocupado de que constituyan evidencia de que Rusia y / o China de alguna manera se las han arreglado para superar tecnológicamente, y por años luz de distancia, el desarrollo militar de EE. UU. En las declaraciones a los tres medios, estos “funcionarios anónimos” mencionan explícitamente a estas dos naciones: Rusia y China. Esta narrativa fue luego recogida por las noticias por cable, y MSNBC invitó al ex director de la CIA y secretario de defensa Leon Panetta a explicar a su audiencia que el gobierno de los EE. UU. debería asumir que los OVNIS son de origen ruso o chino hasta que se demuestre lo contrario.

Chuck Todd de MSNBC le preguntó a Panetta: “¿Supone usted que es Rusia o China probando alguna tecnología que de alguna manera no tenemos y que la única otra explicación es que si no es así somos nosotros?”, a lo que Panetta respondió: “Creo que muchas de estas cosas probablemente podrían ser países como Rusia, como China, como otros, que ahora están usando drones, usando el tipo de armamento sofisticado que muy bien podría estar involucrado en muchos de estos avistamientos”. “Parece que piensas que deberíamos agotar eso, agotar esa hipótesis primero antes de comenzar a lidiar con otras hipótesis”, dijo Todd. “Sí, absolutamente”, dijo Panetta, quien, para que conste, es un viejo imperialista veterano de la guerra fria, tan tiránico y matón como cualquier otro director de la CIA.

Esta narrativa de OVNIS como amenaza china/rusa ha sido rápidamente recogida e introducida en la ortodoxia dominante por todas las ramas principales de los medios de comunicación, desde Fox News hasta Reuters, The Guardian, Today, BBC y USA Today. Siempre que vemos que todos los medios masivos convergen hasta este punto en una sola narrativa, esa es la Narrativa Oficial del Gobierno de los Estados Unidos y sus élites dominantes. Por lo tanto, es de esperarse que haya mucho más de esto en los proximos meses.

Curiosamente, el único segmento de los medios de comunicación que no promueve la narrativa de los ovnis como amenazas chinos / rusas, desde que se publicó la historia del New York Times, es una aparición especial en Tucker Carlson Tonight de Luis Elizondo, el veterano de inteligencia militar que puso en marcha la nueva narrativa OVNI que surgió en 2017. Elizondo hace todo lo posible para decirle a Carlson que no hay forma en que estos podrían ser aviones rusos o chinos. Elizondo, que parece favorecer la narrativa de que los ovnis son de origen extraterrestre, argumenta que existen extensos registros de encuentros militares con estos fenómenos que se remontan a setenta años atrás, lo que descarta a China, ya que en ese entonces apenas podía mantener la cabeza fuera del agua y descarta a Rusia porque este pais ya compartió su conocimiento sobre ovnis con los EE. UU. después del colapso de la Unión Soviética. Es muy posible que Elizondo emprendiera este camino por un deseo sincero de divulgación gubernamental sobre los OVNIS y ahora está tratando de recuperar control de la narrativa ahora que veque ha tomado la dirección de una nueva carrera armamentista, al estilo de la guerra fría.

El gobierno de los Estados Unidos es un pantano podrido y no puedes usar el pantano para lavar el pantano. Los demócratas nunca iban a utilizar un fiscal especial para destituir a Trump, y Trump nunca iba a derrocar al Estado Profundo. Esto es asi, el gobierno de Estados Unidos no se va a investigar a sí mismo y a decirle a todo el mundo que los extraterrestres son reales. Si de hecho hay extraterrestres y de hecho estuvieran volando alrededor de nuestro mundo, es más probable que obtengamos la verdad sobre esto de los propios extraterrestres pero nunca de las fuerzas armadas de los EE. UU. La máquina de guerra de Estados Unidos sólo mata y destruye; no va a desarrollar de repente un interés por la verdad y la transparencia, una revelación cientifica y objetiva de parte del gobierno de los Estados Unidos sobre la temática OVNI es imposible.