Podrían iniciar proceso contra la OMS por crímenes de lesa humanidad y engaño a los gobiernos del mundo

Un equipo de más de 1.000 abogados y más de 10.000 expertos médicos, dirigido por el Dr. Reiner Fuellmich, ha iniciado un proceso judicial por crímenes contra la humanidad contra los CDC, la OMS y el Grupo de Davos. Fuellmich y su equipo presentan como fraude las pruebas PCR incorrectas, y las muertes por comorbilidades etiquetadas como ‘muertes por Covid’. La prueba PCR no fue diseñada para detectar patógenos y es 100% inexacta a los 35 ciclos. Todas las pruebas de PCR supervisadas por el CDC se fijan en 37 a 45 ciclos. El CDC reconoce que las pruebas de más de 28 ciclos no permiten un resultado positivo fiable. Esto invalida más del 90% de los supuestos casos/”infecciones” de Covid detectados por el uso de esta prueba inadecuada. Además de las pruebas incorrectas y los certificados de defunción fraudulentos, la propia vacuna “experimental” viola el artículo 32 de la Convención de Ginebra. Más recientemente, en una entrevista con el Dr. Fuellmich se acusa al director de la OMS, Tedros Adhanom, al Dr. Christan Drosten, jefe de virología del Hospital Charité de Berlín, al Dr. Lothar Wieler, jefe del RKI, y a su homólogo Antony Fauci del Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, de engañar a los gobiernos de todo el mundo.

Según el artículo 32 de la Convención de Ginebra de 1949, están prohibidas “las mutilaciones y los experimentos médicos o científicos que no sean necesarios para el tratamiento médico de una persona protegida”. Según el artículo 147, los experimentos biológicos en personas protegidas constituyen una grave infracción de la Convención. La vacuna “experimental” contra el COVID-19 viola los 10 códigos de Nuremberg, que conllevan la pena de muerte para quienes intenten infringir estas leyes internacionales.

La violación de los códigos de Nuremberg se basa en las siguientes falsas premisas acerca de las supuestas “vacunas contra el COVID-19” que no son más que terápias experimentales basadas en métodos de manipulación genética nunca antes probados en seres humanos:

1) Proporciona inmunidad al virus

Se trata de una terapia génica “con fugas” que no proporciona inmunidad al Covid. Además, se afirma que reduce los síntomas, pero los vacunados dobles son ahora el 60% de los pacientes que necesitan atención de Urgencias o de cuidado intensivo con infecciones por Covid.

2) Protege a los receptores de contraer el virus

Esta terapia genética no proporciona inmunidad y la doble vacuna puede seguir contagiando y propagando el virus.

3) Reduce las muertes por infección viral

Esta terapia génica no reduce las muertes por la infección. Las personas infectadas con Covid que han recibido la doble vacuna también han muerto por COVID-19 un tiempo despues.

4) Reduce la circulación del virus

Esta terapia génica sigue permitiendo que el virus se propague, ya que proporciona cero inmunidad al virus.

5) Reduce la transmisión del virus

Esta terapia génica sigue permitiendo la transmisión del virus porque no confiere inmunidad al virus.

Por lo tanto, se aplican las siguientes violaciones del Código de Nuremberg:

Código Nuremberg # 1: El consentimiento voluntario es importante

Ninguna persona debe ser obligada a someterse a un experimento médico sin un consentimiento informado. Muchos medios de comunicación, políticos y personas no médicas instan a la gente a que se vacune y no les proporcionan información sobre los efectos negativos o los peligros de esta terapia genética. Todo lo que se oye de ellos es: “segura y eficaz” y “los beneficios superan los riesgos”. Los gobiernos en complicidad con las grandes farmaceuticas utilizan bloqueos, coacciones y amenazas para obligar a la gente a aplicarse esta vacuna, o se les prohíbe participar en la sociedad libre bajo el mandato de un pase de vacunas o Green Pass. Durante los juicios de Nuremberg, los medios de comunicación también fueron procesados y sus miembros fueron castigados por mentir al público, junto con muchos de los médicos y nazis declarados culpables de crímenes contra la humanidad.

Código Nuremberg # 2: Rendimientos con resultados fructíferos que no pueden producirse por otros medios

Como se ha mencionado anteriormente, la terapia génica no cumple los criterios de una vacuna y no ofrece inmunidad contra el virus. Hay otros tratamientos médicos que dan resultados fructíferos contra el Covid, como la Ivermectina, la hidroxicloroquina, la vitamina D, la vitamina C, el zinc, y el fortalecimiento del sistema inmunitario contra la gripe y los resfriados.

Código Nuremberg # 3: Experimentos básicos como resultado de los experimentos con animales y la enfermedad de la historia natural

Esta terapia génica se saltó los experimentos con animales y pasó directamente a los experimentos con humanos. En la investigación de ARNm utilizada por Pfizer – un estudio candidato sobre ARNm con monos macacos rhesus utilizando ARNm BNT162b2, todos los monos desarrollaron neumonía pero los investigadores consideraron que el riesgo era bajo porque se trataba de monos jóvenes y sanos de 2-4 años de edad. A pesar de este alarmante acontecimiento, Pfizer continuó desarrollando su vacuna de ARNm contra el Covid, sin realizar más pruebas en animales.

Código Nuremberg nº 4: Evitar todo sufrimiento y lesiones innecesarias

Desde que se puso en marcha el experimento y se incluyó en el sistema de notificación VAERS del CDC, se han notificado más de 4.000 muertes y 50.000 daños por vacunas en los Estados Unidos. En la UE, se han notificado más de 7.000 muertes y 365.000 daños por vacunas. Esto supone una grave violación de este código.

Código de Nuremberg # 5: No se debe realizar ningún experimento si hay razones para creer que se producirá una lesión o una muerte

Ver el número 4, basado en datos médicos basados en hechos, esta terapia genética causa muerte y lesiones. Investigaciones anteriores sobre el ARNm también muestran varios riesgos que han sido ignorados para el experimento genético actual. Un estudio de 2002 sobre las proteínas del SARS-CoV-1 mostró que causan inflamación, inmunopatología, coágulos de sangre e inhiben la expresión de la angiotensina 2. Este experimento obliga al cuerpo a producir esta proteína que hereda todos estos riesgos.

Código Nuremberg # 6: El riesgo nunca debe superar el beneficio

Covid-19 tiene una tasa de recuperación del 98-99%. El daño de la vacuna, la muerte y los efectos secundarios adversos de la terapia génica de ARNm superan con creces este riesgo. El uso de vacunas “con fugas” fue prohibido para uso agrícola por los EE.UU. y la UE debido al estudio sobre el Pollo de Marek que muestra la aparición de “virus activos” y variantes que hacen que la enfermedad sea aún más mortal. Sin embargo, esto ha sido ignorado para el uso humano por los CDC, consciente de que el riesgo de nuevas variantes más mortales surge de las vacunas con fugas. Los CDC son plenamente conscientes de que el uso de vacunas con fugas facilita la aparición de cepas más virulentas (más mortales). Sin embargo, lo han ignorado cuando se trata de seres humanos.

Código de Nuremberg # 7: Deben hacerse preparativos incluso para las posibilidades bajas de lesión, discapacidad o muerte

No se hizo ninguna preparación. Esta terapia genética se saltó los experimentos con animales. Los estudios clínicos de fase 3 de las propias compañías farmacéuticas no terminarán hasta 2022/2023. Estas vacunas fueron aprobadas en una emergencia. Sólo se utilizan para forzar a un público desinformado. NO están aprobadas por la FDA.

Código de Nuremberg # 8: Los experimentos deben ser realizados por personas científicamente calificadas

Los políticos, los medios de comunicación y los actores que afirman que se trata de una vacuna segura y eficaz no están calificados para decir eso y descalificar a quienes no estén de acuerdo con ellos. La propaganda a favor de las vacunas que hacen los grandes medios de comunicación y los políticos no es ciencia médica. Muchas tiendas como Walmart y los centros de vacunación no están calificados para administrar terapias genéticas médicas experimentales al público desinformado.

Código Nuremberg # 9: Todo el mundo debe tener la libertad de terminar el experimento en cualquier momento

A pesar del llamamiento de más de 85.000 médicos, enfermeras, virólogos y epidemiólogos, el experimento no termina. De hecho, actualmente hay muchos intentos de cambiar las leyes para imponer la vacunación masiva forzosa. Es decir, la vacunación obligatoria.

Código Nuremberg # 10: El investigador debe poner fin al experimento en cualquier momento si existe una causa probable de lesión o muerte

De los datos de los informes estadísticos se desprende que este experimento de vacunas génicas está provocando muertes y lesiones. Pero ni los políticos, ni las empresas farmacéuticas y ni siquiera los “expertos” intentan detener este experimento de terapia genética que perjudica a un público desinformado.

Los procedimientos legales están avanzando, se han reunido pruebas y un gran grupo creciente de expertos está dando la voz de alarma.