Alarmante informe de la Agencia Europea de Medicamentos sobre efectos adversos de las vacunas anti-covid

El 8 de mayo del presente año 2021, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), agencia de la Unión Europea (UE) a cargo de la evaluación y supervisión de productos médicos, publicó un informe utilizando la base de datos EudraVigilance que recopila informes de sospechas de efectos secundarios de medicamentos, incluidas las vacunas, censurado en los principales medios de comunicación. Según este informe, hasta el 8 de mayo de 2021 se habían registrado 10.570 muertes y 405.259 evidencias de efectos secundarios luego de una inoculación de alguna de las cuatro vacunas experimentales de COVID-19 : COVID-19 mRNA VACCINE de MODERNA (CX-024414); VACUNA DE ARNm COVID-19 de PFIZER-BIONTECH; VACUNA COVID-19 de ASTRAZENECA (CHADOX1 NCOV-19); y la VACUNA COVID-19 Janssen de Johnson & Johnson (AD26.COV2.S).

Un análisis detallado de cada vacuna da cuenta de lo siguiente:

La vacuna Pfizer-BioNTech mRNA editada por genes resultó en las mayores muertes: 5.368 muertes y 170.528 lesiones o casi el 50% del total de las cuatro.

La vacuna de ARNm de Moderna ocupó el segundo lugar con 2.865 muertes y 22.985 lesiones. Es decir, las dos únicas vacunas experimentales de ARNm manipulado genéticamente, Pfizer-BioNTech y Moderna, representaron 8.233 muertes del total registrado de 10.570 muertes. Eso es el 78% de todas las muertes por las cuatro vacunas que se utilizan actualmente en la UE.

Y entre los efectos secundarios graves o lesiones registrados por la EMA, para las dos vacunas de ARNm en las que nos enfocamos en este artículo, para la vacuna “experimental” de Pfizer, la mayoría de las lesiones reportadas incluyeron trastornos sanguíneos y del sistema linfático, incluidas muertes; trastornos cardíacos que incluyen muertes; trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo; trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos y vasculares.

Para la vacuna de ARNm de Moderna, las lesiones o causas de muerte más graves incluyeron trastornos de la sangre y del sistema linfático; trastornos cardíacos; trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo; trastornos del sistema nervioso central. Tenga en cuenta que estas son solo las lesiones más graves relacionadas con esas dos vacunas de ARNm manipuladas genéticamente. La EMA también señala que se cree que solo un pequeño porcentaje de las muertes reales por vacunas o los efectos secundarios graves, quizás solo del 1% al 10%, se informan por varias razones. Oficialmente, más de 10,000 personas han muerto después de recibir las vacunas contra el coronavirus desde enero de 2021 en la UE. Esa es una cantidad espantosa de muertes relacionadas con las vacunas. Nunca antes observada en ninguna otra vacuna de ningún tipo, aplicada previamente a la población europea.