“El COVID-19 se creó mediante manipulación de laboratorio” Según nueva publicación cientifica británica

Los eminentes virólogos Angus Dalgleish y Birger Sørensen afirman haber encontrado en las muestras de COVID-19 “huellas de manipulación” que solo podrían haber surgido de la modificación de un virus en un laboratorio. Estos resultados están contenidos en un explosivo artículo de 22 páginas que será próximamente publicado en la prestigiosa revista cientifica británica “Quarterly Review of Biophysics Discovery”. Los investigadores concluyen que “el SARS-Cov-2 no tiene un ancestro natural creíble” y que “está más allá de toda duda razonable que el virus se creó mediante manipulación de laboratorio”.

UK scientist feels vindicated as focus turns to Wuhan lab | News | The Times
Dr. Angus Dalgleish: “está más allá de toda duda razonable que el virus se creó mediante manipulación de laboratorio”.

El profesor británico Angus Dalgleish, es mejor conocido por crear la primera vacuna contra el VIH del mundo , y el virólogo noruego Dr. Birger Sørensen, presidente de la compañía farmacéutica Immunor, ha publicado 31 artículos revisados ​​por pares y posee varias patentes. El Dr. Sørensen, escribió que mientras analizaba muestras del virus Sars-Cov-2, el año pasado, descubrieron “huellas únicas” en forma de “seis inserciones” creadas a través de la investigación de ganancia de función en el Instituto de Virología de Wuhan en China.

Birgers korona-teori vekker oppsikt i utlandet: Tror viruset er skapt av  forskere
El Dr. Birger Sørensen, escribió que mientras analizaba muestras del virus Sars-Cov-2, el año pasado, descubrieron “huellas únicas” en forma de “seis inserciones” creadas a través de la investigación de ganancia de función en el Instituto de Virología de Wuhan en China.

El año pasado, Sørensen le dijo a la emisora ​​noruega NRK que el COVID-19 tenía propiedades que “nunca se habían detectado en la naturaleza” y que Estados Unidos había “colaborado con China durante muchos años en la investigación de ganancia de función del coronavirus a través de diversos estudios” Cuando Sørensen y Dalgleish hicieron flotar sus hallazgos el año pasado, fueron “desacreditados” sin la más mínima lógica en sus contra argumentos. Sin embargo, el ex jefe del MI6, Sir Richard Dearlove, señaló a los hallazgos de la pareja como un desarrollo “importante” que podría probar que la pandemia puede haberse originado en el Laboratorio de Virología de Wuhan (WIV).

Is Sir Richard Dearlove seeking refuge from Chilcot? | Michael White | The  Guardian
El ex jefe del MI6, Sir Richard Dearlove, señaló a los hallazgos de la pareja como un desarrollo “importante” que podría probar que la pandemia puede haberse originado en el Laboratorio de Virología de Wuhan (WIV)

El documento que detalla el “análisis forense” realizado durante meses por los dos expertos, analizó los experimentos realizados en el Instituto de Virología de Wuhan entre 2002 y 2019 y destaca lo siguiente:

Gran parte del trabajo en el Instituto de Virología de Wuhan se centró en la controvertida investigación sobre la “ganancia de función” que había sido prohibida temporalmente en los Estados Unidos bajo la administración de Obama. La ganancia de función implica modificar los virus naturales para hacerlos más infecciosos, de modo que puedan replicarse en células humanas. Lo que permite estudiar y comprender mejor el efecto potencial del virus en los seres humanos.

Dalgleish y Sørensen reconstruyeron cómo los científicos chinos, trabajando en conjunto con universidades estadounidenses, construyeron las herramientas para crear el Sars-Cov-2.

Dalgleish y Sørensen afirman que los científicos que trabajan en proyectos de ganancia de función tomaron una columna vertebral natural del coronavirus que se encuentra en los murciélagos de las cavernas chinos y la empalmaron con un nuevo ‘pico’ (Spike), convirtiéndolo en el mortal y altamente transmisible SARS-Cov-2.

Sørensen dijo que todos los aminoácidos tienen una carga positiva, lo que hace que el virus se adhiera con fuerza a las partes cargadas negativamente de las células humanas como un imán y, por lo tanto, se vuelva más infeccioso. Un signo revelador de la manipulación, que destacaron los dos investigadores, fue una fila de cuatro aminoácidos que encontraron en el pico del SARS-Cov-2. Al igual que los imanes, los aminoácidos cargados positivamente se repelen entre sí, es raro encontrar incluso tres seguidos en organismos naturales, mientras que cuatro seguidos es “extremadamente improbable” , dijo el científico. “Las leyes de la física significan que no se pueden tener cuatro aminoácidos cargados positivamente seguidos. La única forma de obtener esto es si lo fabrica artificialmente ”, dijo Dalgleish

Un signo revelador de la manipulación, que destacaron los dos investigadores, fue una fila de cuatro aminoácidos que encontraron en el pico del SARS-Cov-2. Al igual que los imanes, los aminoácidos cargados positivamente se repelen entre sí, es raro encontrar incluso tres seguidos en organismos naturales, mientras que cuatro seguidos es “extremadamente improbable” , dijo el científico. “Las leyes de la física significan que no se pueden tener cuatro aminoácidos cargados positivamente seguidos. La única forma de obtener esto es si lo fabrica artificialmente ”, dijo Dalgleish

Los doctores, en su artículo, dicen que estas características del SARS-Cov-2 son huellas dactilares indicativas de manipulación intencional, y que la probabilidad de que sea el resultado de procesos naturales es muy pequeña. “Se esperaría que una pandemia de virus natural mute gradualmente y se vuelva más infecciosa pero menos patógena, que es lo que muchos esperaban con la pandemia de COVID-19, pero que no parece haber sucedido eso”, escribieron los científicos.

Sørensen y Dalgleish no son los primeros científicos en encontrar características inusuales dentro de COVID-19. En junio pasado, se informó que hay dos características muy peculiares del COVID-19:

Primero, el virus se une con más fuerza a las enzimas ACE2 humanas que a las de cualquier otra especie, incluidos los murciélagos.

Segundo, el SARS-CoV-2 tiene un “sitio de división de furina” que falta en su pariente más cercano del coronavirus murciélago, RaTG-13, lo que lo hace significativamente más infeccioso, un hallazgo que fue encontrado a fines de febrero. Según el genetista israelí, Dr. Ronen Shemesh, esta particularidad respecto a la furina es el hallazgo más inusual: “Creo que el tema más importante sobre las diferencias entre TODOS los tipos de coronavirus es la inserción de un sitio de escisión de la proteasa Furin en la proteína Spike del SARS-CoV-2”, dijo.“Tal inserción es muy rara en la evolución, además, la adición de tales 4 aminoácidos en el transcurso de solo 20 años es muy poco probable”. “Hay muchas razones para creer que el COVID-19 que genera el SARS-CoV-2 se generó en un laboratorio. Muy probablemente por métodos de ingeniería genética”, dijo, y agregó “Creo que esta es la única forma en que una inserción como la del sitio de escisión de la proteasa FURIN podría haberse introducido directamente en el lugar correcto y ser efectivo”.

En este diagrama del Sars-Cov-2 muestra seis huellas dactilares que fueron indentificadas por los dos investigadores, son una evidencia de que el virus podría haber sido creado en un laboratorio

El Dr. Shemesh, que tiene un doctorado en Genética y Biología Molecular de la Universidad Hebrea de Jerusalén y más de 21 años de experiencia en el campo del desarrollo de fármacos, dijo que es incluso “más improbable” que esta inserción haya ocurrido exactamente de la manera correcta, en el lugar preciso del sitio de escisión de la proteína de pico donde debería ocurrir para que el virus sea más infeccioso.

“Lo que lo hace aún más sospechoso es el hecho de que esta inserción no solo ocurrió en el lugar correcto y en el momento adecuado, sino que también convirtió el sitio de escisión de un sitio de escisión de serina proteasa a un sitio de escisión de furina”, agregó. En enero de 2020, un equipo de científicos de la India escribió en un artículo ahora retractado que el coronavirus puede haber sido modificado genéticamente para incorporar partes del genoma del VIH, escribiendo “Esta asombrosa similitud de inserciones novedosas en la proteína de pico de nCoV de 2019 con el VIH- es poco probable que sean de naturaleza fortuita”, es decir, es poco probable que haya ocurrido de forma natural. El mes siguiente, un equipo de investigadores de la Universidad de Nankai notó que el COVID-19 tiene una ‘mutación similar al VIH’ que le permite ingresar rápidamente al cuerpo humano al unirse a un receptor llamado ACE2 en una membrana celular.

Según el estudio de la Universidad de Nankai, el método de unión de la furina, encontrado en el Sars-Cov-2 es “de 100 a 1000 veces más eficiente” para entrar en las células que el SARS anterior. “Esta proteína que escinde proteínas es muy promiscua , se encuentra en muchos tejidos humanos y tipos de células y está involucrada en muchos OTROS tipos de virus en los mecanismos de activación e infección (está involucrada en los mecanismos del virus del VIH, Herpes, Ébola y Dengue)” dijo el Dr. Shemesh. “Si estuviera tratando de diseñar una cepa de virus con una mayor afinidad y potencial infeccioso para los humanos, haría exactamente eso: agregaría un sitio de escisión de Furin directamente en el sitio de escisión original menos efectivo y más específico de la célula”. Mientras tanto, el profesor de la Universidad de Flinders, Nikolai Petrovsky, encontró el año pasado “una notable coincidencia o un signo de intervención humana” dentro de COVID-19 y le dijo al Telegraph que el COVID-19 está “exquisitamente adaptado a los humanos“.

El profesor de la Universidad de Flinders, Nikolai Petrovsky, encontró el año pasado “una notable coincidencia o un signo de intervención humana” dentro de COVID-19 y le dijo al Telegraph que el COVID-19 está “exquisitamente adaptado a los humanos“.

“Realmente no sabemos de dónde vino este virus, esa es la verdad. Las dos posibilidades es que fue una transmisión casual de un virus… la otra posibilidad es que fue una liberación accidental del virus de un laboratorio”, dijo, y agregó que “una de las posibilidades es que un huésped animal haya sido infectado por dos coronavirus al mismo tiempo y COVID-19. El mismo proceso puede ocurrir en una placa de Petri… En otras palabras, el COVID-19 podría haberse creado a partir de ese evento de recombinación en un huésped animal o podría haber ocurrido en un experimento de cultivo celular. Ciertamente estoy muy a favor de una investigación científica. Su único objetivo debería ser llegar al fondo de cómo ocurrió esta pandemia y cómo podemos prevenir una futura pandemia”. Tenga el lector en cuenta que informar de todo esto fue castigado severamente siempre, con el destierro de las redes sociales, la desmonetización de nuestros videos en Youtube y otras acciones en contra de este grupo de Soberanía Venezuela.