Reino Unido prevé que 60% de nuevas hospitalizaciones por COVID-19 sean personas previamente VACUNADAS

En documentos oficiales publicados por el gobierno del Reino Unido, los modelos de previsión de la “tercera ola” de COVID-19 predicen que las tasas de hospitalización y muertes por esta enfermedad serían “dominadas” por personas que ya han sido vacunadas.

El 31 de marzo pasado, el Subgrupo Operativo sobre Modelado del Grupo Científico de la Influenza Pandémica del Reino Unido, publicó el último documento que contiene modelos de predicciones sobre el efecto que la reducción gradual de las restricciones tendría sobre la propagación de la infección, las hospitalizaciones y muertes posteriores. Los datos provienen de pronósticos proporcionados por la Universidad de Warwick, el Imperial College de Londres y la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

El documento contiene una declaración sorprendente: “El resurgimiento tanto de las hospitalizaciones como de las muertes estará dominado por aquellos que han recibido las dos dosis de la vacuna, en alrededor del 60% y el 70%, respectivamente. Esto se puede atribuir a que los fallos en la inmunización representan una enfermedad más grave que [el COVID-19] en las personas no vacunadas”. Un párrafo posterior del documento reafirmó esta admisión, señalando que, en la tercera ola prevista, “la mayoría de las muertes y admisiones se darán en personas que han recibido dos dosis de vacuna”.

“El resurgimiento tanto de las hospitalizaciones como de las muertes estará dominado por aquellos que han recibido las dos dosis de la vacuna, en alrededor del 60% y el 70%, respectivamente. Esto se puede atribuir a que los fallos en la inmunización representan una enfermedad más grave que [el COVID-19] en las personas no vacunadas”

Subgrupo Operativo sobre Modelado del Grupo Científico de la Influenza Pandémica del Reino Unido

Al compartir el documento de SPI-M-O en Twitter, Joel Smalley del grupo de investigación  anti-bloqueo HART comentó :

“En su pronóstico, las métricas clave de hospitalizaciones y muertes están dominadas (60% -70%) por aquellos que están completamente vacunados. Sí, no hay error tipográfico. Porque el fracaso de la vacuna en los que están en mayor riesgo donde la absorción es alta será más grave que la susceptibilidad de los no vacunados de menor riesgo ”.

Joel Smalley

En una carta redactada enérgicamente al British Medical Journal (BMJ), un consultor con sede en Londres advirtió sobre los niveles “sin precedentes” de enfermedad COVID-19 entre el personal de atención médica después de la completa inoculación de las dos dosis de las vacunas.

Además de mencionar la gran cantidad de personal médico que se enferma luego de recibir las vacunas, la Dra. K. Polyakova mencionó cómo algunos estaban desarrollando “síntomas neurológicos que están teniendo un gran impacto en la función del servicio de salud. Incluso los jóvenes y sanos están fuera por permiso médico durante días, algunos durante semanas y otros requieren tratamiento médico”. La advertencia de la Doctora K. Polyakova parece ser probada cada vez más, ya que tristemente los informes desproporcionadamente numerosos de muertes después de las vacunaciones se acumulan silenciosamente.

El 28 de marzo, se reportaron más de 556.609 efectos adversos en el Reino Unido después de la vacunación. Un total de 786 personas habrían muerto después y se habrían presentado unos 5.899 trastornos cardiacos y 116 paros cardiacos. Otras 92 personas quedaron ciegas, se produjeron 55 abortos espontáneos y se registraron 9.998 trastornos psiquiátricos. Hubo 6.740 trastornos sanguíneos, 608 casos de reacciones anafilácticas, 77 casos de shock anafiláctico y 2.003 trastornos del sistema inmunológico”

En EE. UU, 2.342 personas habrían muerto después de las inyecciones de las vacunas para el 1 de abril. Se notificaron un total de 56.869 reacciones adversas, de las cuales 4.872 requirieron una visita al hospital. Dado que solo se han informado 11,050 muertes como secuencia de cualquier tipo de Vacuna desde que se inicio el VAERS en 990, los datos de las vacunas del COVID-19 significan que desde que comenzó el lanzamiento el 14 de diciembre, las muertes por las vacunas anti-covid-19 representan un 20 por ciento de los registros totales por muertes por cualquier vacuna en 21 años de registros oficiales. Con cifras como estas, lasvacunas contre el COVID-19 son mucho más dañinas y mortales que las primitivas vacunas contra la polio lanzadas en 1955. Después de la administración de la vacuna Cutter Polio, 51 niños quedaron paralizados y cinco murieron, lo que provocó el retiro de la vacuna. Pero en el caso del COVID-19 los datos de muertes son menospreciados y no se hace nada al respecto, se trata como algo natural y normal y, realmente, no lo es, estas elevadas tasas de muertes no son nada normales.

“con apenas de 4 meses de uso, las muertes por las vacunas anti-covid-19 representan un 20% de los registros totales por muertes por cualquier vacuna en 21 años de registros oficiales”

Hasta ahora, se han reportado 90 casos de Guillain-Barré (GBS) en el Reino Unido después de las vacunaciones de COVID-19, lo que significa que hay un caso reportado de GBS por cada 6.185 reacciones. En 1976, por muchos menos casos de GBS durante la vacunación contra la influenza porcina, y dad que más de 40 millones de personas estaban recibiendo la vacuna contra la gripe porcina, “los funcionarios de salud federales decidieron que la posibilidad de una asociación de GBS con la vacuna, por pequeña que fuera, requería detener la vacunación hasta que se pudiera explorar el problema”. Sin embargo, en el caso del COVID-19 ninguno de esos controles se están tomando en cuenta. Se nos dice que el COVID-19 es una especie de enfermedad incurable, extremadamente letal que justifica que no se tomen ningunas medidas preventivas en el uso de estas vacunas.

Por Michael Haynes Global Research, 13 de abril de 2021