Bill Gates pide que redes sociales censuren los mensajes “conspiranoicos” en su contra

El cofundador de Microsoft, Bill Gates, está estudiando la posibilidad de solicitar la colaboración de las grandes tecnológicas para que ayuden a censurar las vocescriticas o disidentes del discurso oficial en la red, después de que él y el zar estadounidense de la Covid-19, Antony Fauci, fueran víctimas de teorías conspirativas “malignas”. “Nadie habría predicho que el Dr. Fauci y yo seríamos tan protagonistas de una serie de teorías malignas sobre si habíamos creado la pandemia, si intentábamos sacar provecho de ella, etc., y así sucesivamente”, dijo Gates en una entrevista con Reuters.

Gates, cuya fundación ha destinado más de 1.750 millones de dólares a la lucha contra la pandemia mundial, se preguntó cuántas personas creen tales teorías y dijo que espera que ese debate “desaparezca”. Pero señaló que hay “millones de mensajes ahí fuera” dirigidos a él y a Fauci, e insinuó que podría ser necesaria la censura para combatirlos.
“¿Vamos a tener que informarnos sobre esto durante el próximo año y entender cómo cambia el comportamiento de la gente?”, dijo Gates. “¿Cómo deberíamos haberlo minimizado, trabajando con las empresas de medios sociales o explicando lo que estábamos haciendo de una manera mejor?”.

Las plataformas de redes sociales ya han censurado estrictamente los contenidos que contradicen la ortodoxia actual sobre el brote de Covid-19. Por ejemplo, un grupo de médicos fue silenciado en Facebook, Twitter y YouTube el pasado mes de julio después de retransmitir una rueda de prensa en la que algunos de sus miembros hicieron declaraciones tan controvertidas como recomendar el uso de hidroxicloroquina como tratamiento para el virus y cuestionar la eficacia de las mascarillas para prevenir la propagación de la Covid-19. El canal de Youtube de Soberania Venezuela ha sido censurado 4 veces, durante la pandemia, debido a que se han divulgado contenidos sobre tratamientos efectivos contra el COVID-19 que no implican la necesidad de una vacunación masiva forzada como establece el discurso oficial.

Los principales medios de comunicación han dado frecuentemente a Gates una plataforma como autoridad en la política sobre Covid-19, a pesar de que no tiene un cargo electo o un puesto en el gobierno. Por ejemplo, ha opinado sobre la probabilidad de poder realizar los Juegos Olímpicos de Tokio a finales de este año y afirma que no se volverá a la vida normal, sin las restricciones por Covid-19 y el uso de mascarillas, hasta bien entrado el año 2022.