Crisis política y económica en Venezuela

Venezuela: ¿Socialismo o feudalismo rojo?

Es una trampa usar a Venezuela como ejemplo de “pais socialista”. Un pais quebrado por 20 años de malos gobierno, ineficientes y corruptos hasta los huesos, no es socialista, ni se le parece, ni es intento de socialismo, ni es nada hasta ahora conocido. Creo que en Venezuela y en el mundo se implantó un discurso interesado en adjudicar el adjetivo de socialista a los gobiernos de los ultimos 20 años, no es un error, es un discurso interesado desde fuera con complicidad interna en la burocracia que ha gobernado el país en 20 años para destruir el concepto de socialismo dentro del imaginario colectivo global.

Hace más de un año escribí una articulo sobre las tres raices de la destrucción nacional y no voy a volver a ese tema. Quiero hacer un análisis simple y directo. Los gobiernos nacionales de los ultimos 20 años no han estatizado siquiera (estatizar no es socialismo), han gobiernizado; gobiernizar y estatizar no es lo mismo. Estatal era SIDOR, Alcasa, Venalum, EDELCA, esas eran empresas estatales. La PDVSA de hoy no es estatal, es gubernamental y partidista, eso no es socialismo, es mafiocracia pre-capitalista, es feudalismo salvaje. Las empresas estatales son regidas por juntas directivas plurales donde los directores son trabajadores de carrera de la misma empresa, en su mayoría, con alguna participación política plural. Se entiende que una empresa estatal tenga un presidente impuesto por el gobierno de turno pero nada más, su junta directiva y gerencial siguen siendo populares, es decir, siguen siendo cargos ocupados por los mismos trabajadores de la empresa y no impuestos desde fuera por el gobierno, eso es gobiernizar. Las empresas estatales no hacen campaña por un partido politico, porque no pertencen al gobierno sino al estado y el estado no es el gobierno, el estado es toda la colectividad nacional.

Un ingeniero, un médico, un abogado, un economista, un titulado superior con postgrados, no son enemigos del pueblo, son parte del pueblo. Pueblo y pobreza no es lo mismo, la pobreza es una estado de postración, de negación de la libertad del pueblo, no es un atributo intrinseco del mismo. Pueblo es todo el conjunto de los ciudadanos, no solamente los más pobres. Los más pobres requieren de la atención de todo el pueblo, de todo el conjunto de la sociedad no porque sean pobres, sino porque tienen que dejar de serlo para poder ejercer la soberanía y ser autenticamente libres para ejercer su ciudadanía y poder como pueblo. El estrato más pobre de la sociedad es el que menos libertad tiene, su pobreza les agobía como una noche pesada y oscura que les impide tener el tiempo para instruirse y ejercer la contraloría del gobierno que les corresponde como parte del estado que son. Tener a un pueblo empobrecido es la mejor forma de ejercer un gobierno autoritario, porque la dependencia que se crea entorno a la pobreza les hace manipulables y vulnerables. Un pueblo libre de pobreza, es un pueblo soberano, un pueblo empobrecido está oprimido y escalvizado por el gobierno y el capital simultanea y permanentemente.

El socialismo no es la exaltación de la pobreza sino la lucha por su erradicación. El capitalismo genera a los pobres y los gobiernos autoritarios los multiplican. Los gobierno autoritarios no generan a los pobres, porque sencillamente son incapaces de generar absolutamente nada, solo multiplican y extienden la pobreza, pero no son creadores de nada, ni bueno pero tampoco generan lo malo, son la nada en si mismos. No tienen pecado original, como el capitalismo puro, porque no son nada, son la negación del poder creador de la humanidad, paralizan al ser humano y destruyen su esencia vital, la absorben hasta secarla en beneficio de una nomenclatura todopoderosa.

En Venezuela no ha habido socialismo, ni con Hugo Chávez ni con Nicolas Maduro. En Venezuela ha habido una fusión de la elite partidocrática con todos las instituciones expropiadas al pueblo y puestas al servicio de la leite gobernante que a diferencia de la elite capitalista es incapaz de sustener la reproducción del capital, por tanto, el gobiernismo es una paso mucho más atrasado que el capitalismo y nada tiene que ver con el socialismo que es, sin duda, un peldaño superior de la humanidad que en Venezuela ni ha existido, ni existe ni ha habido la más minina intención de construir en esteo 20 años, todo lo contrario, siempre se han frenado todos los intentos de organización popular que pusiera en riesgo el dominio monopolista de la economía de la elite del partido gobernante. No confundamos esta desastre nacional como un producto del socialismo, porque no tienen nada que ver una cosa con la otra.

20 años de socialismo llevaron a la Unión Sovietica a ganar la 2da guerra mundial contra nada más y nada menos que la Alemania Nazi, la máquina capitalista mas letal y avanzada que habia organizado el capital en la historia, hasta ese momento. El socialismo soviético destruyó al nazismo con brazo de hierro, pero en Venezuela, el gobierno pseudo-socialista ha destruido su propia casa, eso no es ni socialismo, ni siquiera socialdemocracia, es feudalismo primitivo, explotación descarnada de los trabajadores por una clase dominante mucho más cruel que la clase capitalista, como mas crueles eran los señores feudales que lo dueños burgueses. En Venezuela, el Partido de Gobierno es la agrupación de una nueva aristocracia multimillonaria que explota el trabajo nacional sin haber siquiera aportado el capital. En el capitalismo, el dueño aporta un capital y digire una empresa de la cual extraé una plusvalía, en el feudalismo rojo venezolano, la elite solo extrae y extrae, extrae y extrae sin haber aportado nada ni al principio ni mucho menos al final del proceso cuando ya se han ido a Miami a vivir en las mansiones construidas con el dinero producto del sudor de los trabajadores venezolanos, en nombre un discurso socialista absolutamente falso, un discurso que es la mas absoluta negación del concepto de socialismo. Dejemos de llamar socialista a los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro porque no lo son, ni lo fueron ni pretenden serlo jamás. Es todo una gran estafa. En Venezuela lo que ha habido es un feudalismo rojo y el rojo es hurtado al socialismo porque, como todo feudalismo, este sistema es ladron en un nivel mucho mas primitivo y feróz que el capitalismo, es depredador mucho más que neoliberalismo, porque el feudalismo rojo es el mismo feudalismo de la edad media pero con las armas del siglo XXi a su disposición para exprimir y aplastar aún con as fuerza al trabajador, sin el consuelo de la religión que le daba el feudalismo, sino con una visión oscura de todo el entorno mundial, destruye no solo la capacidad de trabajo sino el alma misma del ser humano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s