Ecologismo

China aumentará su producción de hidrogeno a partir de Energías Renovables

El suministro de hidrógeno a los usuarios industriales es ahora un negocio importante en todo el mundo, incluyendo el transporte de larga distancia y la producción de productos químicos, hierro y acero. Las políticas y proyectos en todo el mundo que involucran el combustible limpio se han expandido rápidamente desde 2018, afirmó la Agencia Internacional de la Energía en un informe de reciente publicación.

https://i0.wp.com/spanish.peopledaily.com.cn/NMediaFile/2020/0828/FOREIGN202008281547000420195518326.jpg
Funcionarios lanzan un tranvía impulsado por hidrógeno diseñado por CRRC Qingdao Sifang en Foshan, provincia de Guangdong, diciembre del 2019. [Foto: China Daily

Con el sector energético global en un estado de flujo, la versatilidad del hidrógeno también está atrayendo un mayor interés de un grupo diverso de gobiernos y empresas, resaltó.

El Consejo del Hidrógeno, una iniciativa mundial de las principales empresas de energía, transporte e industria, estima que se espera que este combustible represente para el 2050 casi una quinta parte del consumo final del total de energía en todo el mundo, cuando se implemente a escala.

Gan Yong, investigador de la Academia de Ingeniería de China, considera que el hidrógeno representará en ese momento entre el 10 y el 15 por ciento del sistema energético de China.

Con sólo 64 estaciones de hidrógeno en todo el país, China no es un actor líder en el desarrollo global del hidrógeno, y va rezagada en la planificación general, leyes y regulaciones, agregó.

El año pasado, por primera vez China incluyó el desarrollo de estaciones de hidrógeno para nuevos vehículos en su Informe de Trabajo Gubernamental. En el 2019 el país vendió 2.737 vehículos que funcionan con hidrógeno, un 79% superior.

Con más de 6.165 vehículos que funcionan con hidrógeno, 64 estaciones de reabastecimiento de hidrógeno y 52 en operaciones, en los últimos años en provincias como Jiangsu, Henan y Shandong el país ha experimentado el desarrollo provincial de la energía a base de hidrógeno y establecido un desarrollo para este producto químico. Algunas ciudades también se orientan al poder del hidrógeno, incluyendo Suzhou, Foshan, Maoming y Ningbo.

Hasta 12 empresas estatales, incluyendo China National Petroleum Corporation, China Petroleum and Chemical Corporation, China Energy, China Baowu Steel Group, State Grid Corp of China, China Huaneng Group, State Power Investment Corporation, China Three Gorges Corporation, China National Nuclear Corporation y China General Nuclear Power Group están presentando activamente sus planes en relación con el hidrógeno, apostando por que este combustible se convertirá a largo plazo en un sector vital.

Si bien Sinopec espera aprovechar aún más sus más de 30.000 estaciones de servicio de todo el país para intensificar sus más de 3 millones de toneladas métricas de capacidad anual de producción de hidrógeno, China Energy, con una capacidad anual de producción de hidrógeno superior a 4 millones de toneladas, y la capacidad de proporcionar 40 millones de vehículos que funcionan con hidrógeno, también tiene como objetivo promover aún más el uso del hidrógeno para cumplir con el compromiso de China de combatir el cambio climático.

La demanda de hidrógeno, que se ha multiplicado por más de tres desde 1975, sigue aumentando. Esto sugiere que las empresas deberían tener objetivos claros a largo plazo, especialmente en sectores clave como el refinado, los productos químicos, el hierro y el acero, el transporte de larga distancia, la construcción, la generación de energía y el almacenamiento.

Para que el hidrógeno haga una contribución significativa a las transiciones de energía limpia, es necesario adoptarlo en sectores en los que está casi completamente ausente, como el transporte, los edificios y la generación de energía.

De acuerdo a la Agencia Internacional de Energía, el gasto mundial en investigación, desarrollo y demostración de energía del hidrógeno por parte de los gobiernos nacionales ha aumentado en los últimos años, con la mayoría de los objetivos, mandatos e incentivos políticos centrados en el transporte, incluidos los turismos, las estaciones de reabastecimiento de vehículos, los autobuses, los camiones y otros vehículos.

Kou Nannan, analista principal del sector de transporte avanzado de Bloomberg New Energy Finance, considera que para 2031 los camiones pesados podrán funcionar más económicamente con hidrógeno que con diésel, aunque las baterías sigan siendo una solución barata para automóviles, autobuses y camiones ligeros.

“Almacenar y mover hidrógeno es un reto. Para que el hidrógeno se vuelva tan omnipresente como el gas natural de hoy en día, se necesitará de un enorme programa coordinado de mejora y construcción de infraestructuras”, precisó Kou.

El último informe del Consejo de Hidrógeno demuestra que el costo de las soluciones, a medida que continúen las ampliaciones en la producción, distribución, equipos y fabricación de componentes de hidrógeno, disminuirá bruscamente en la próxima década. Para el 2030 se espera que se abaraten en un 50 por ciento.

Al igual que el gas natural licuado, el hidrógeno puede ser transportado en estado gaseoso a través de tuberías y en estado líquido en los buques. También se puede transformar en electricidad y metano para alimentar hogares y fábricas de combustible. Asimismo, es pertinente para propulsar automóviles, camiones, barcos y aviones.

Sin embargo, la Agencia Internacional de Energía considera que la energía limpia aún no ha alcanzado todo el potencial para apoyar las transiciones correspondientes. Se necesitan medidas ambiciosas, específicas y a corto plazo para superar los obstáculos y reducir los costos.

Xiao Ting, analista de BloombergNEF, destacó que al igual que todas las demás tecnologías de energía limpia, el hidrógeno verde necesita apoyo gubernamental antes de que pueda convertirse en una materia prima asequible, o servir como combustible para la energía y el calor.

“Para que el hidrógeno desempeñe un papel importante en la descarbonización, la industria tendrá que transformarse aguas arriba y expandirse significativamente aguas abajo. La producción de hidrógeno tendrá que pasar a procesos de cero o bajos carbonos. El consumo tendrá que expandirse a nuevos sectores donde los combustibles fósiles son dominantes”, afirmó Xiao. Y añadió que China ahora solamente otorga subvenciones a los jugadores intermedios, específicamente a los vehículos de baterías. La falta de apoyo gubernamental a los actores ascendentes se traduce en una disminución del entusiasmo por la producción de hidrógeno verde en el país.

La Alianza China del Hidrógeno detalló que el 67 por ciento de las más de 20 millones de toneladas de hidrógeno que China produce cada año están hechas de combustibles fósiles, y otro 30 por ciento se produce como subproducto de procesos industriales como el coque, la siderurgia y la producción química. Apenas el 3 por ciento se fabrica con recursos renovables.

Xiao explicó que la mayoría de las nuevas instalaciones anunciadas para la generación de hidrógeno se basan en la gasificación del carbón, que corresponde al hidrógeno más barato de China, pero que no ayuda a reducir las emisiones de carbono.

Como resultado, los vehículos que consumen hidrógeno fabricado por este proceso liberan más dióxido de carbono a lo largo de todo su ciclo de vida en comparación con los que queman gasolina, precisó Xiao.

Para que el hidrógeno tenga beneficios ambientales netos, Kou señaló que debe ser producido a partir de energía renovable y otras fuentes limpias en lugar de combustibles fósiles, que es el método habitual.

“El costo de producir hidrógeno a partir de energías renovables va a disminuir, aunque primero es necesario crear la demanda para reducir los costos y construir una infraestructura de entrega de amplia gama”, subrayó. “Eso no sucederá sin nuevos objetivos y subsidios del gobierno”.

Las recomendaciones para el desarrollo de la industria china del hidrógeno hechas por parte de la Alianza China del Hidrógeno pide que se produzca a partir de energías renovables y combustibles fósiles con captura y almacenamiento de carbono.

“China todavía puede reducir sus emisiones de carbono al mejorar la penetración de las tecnologías de energía renovable, incluyendo la energía solar y eólica, que han necesitado pocos subsidios este año y no se convertirán en una carga financiera para el gobierno a partir del 2021”, manifestó Xiao.

La Agencia Internacional de la Energía ha explicado que además del costo de producir hidrógeno a partir de energía baja en carbono, el desarrollo de la infraestructura de hidrógeno también es lento y eso frena una adopción generalizada.

Los precios del hidrógeno dependen en gran medida de cuántas estaciones de reabastecimiento existan, con qué frecuencia se utilicen y cuánto hidrógeno diario se entregue. Para abordarlo es muy probable que se requiera una planificación y coordinación que reúna a los gobiernos nacionales y locales, a la industria y a los inversores.

FUENTE: CHINA´S PEOPLE DAILY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s