Internacionales

La pandemia triplicará el hambre en América Latina para fin del año 2020

De acuerdo a la reseña que publicó la agencia TASS, el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), David Beasley, informó lo siguiente: “Todos los datos que tenemos, así como los pronósticos hechos por el PMA sobre el número de personas que van a sufrir de desnutrición, indican que va a crecer en un 80% para fin de año… Se prevé un total desastre”. Sobre la incidencia de la pandemia, dijo: “Obviamente las tensiones sociales van a crecer, la inmigración va a aumentar, va a haber una escalada de conflictos y la hambruna muy seguramente va a afectar a quienes nunca antes la experimentaron”. En cuanto a Iberoamérica, David Beasley, advirtió del rápido aumento de la hambruna en toda la región, como resultado del agravamiento de la crisis económica y de salud a consecuencia del cierre económico y el confinamiento de personas sanas como medida contra la pandemia de COVID-19. Un boletín de prensa publicado en el sitio web del PMA, advierte que “Crece el hambre en tanto que aumentan los casos de COVID-19 en Latinoamérica”. El PMA está particularmente preocupado “de la vulnerabilidad de las personas en Haití, en el corredor seco Centroamericano, y por los inmigrantes venezolanos en Colombia, Ecuador y Perú”. La situación empeora en tanto que avanza la estación de los huracanes.

https://storage.ruptly.tv/thumbnails/20200817-041/GVat7q71VdnPGWSC/large_GVat7q71VdnPGWSC.jpg
Un cementerio para las víctimas pobres del covid-19 ha sido improvisado en la provincia de Lima, distrito de Carabayllo, como muestran las imágenes grabadas el lunes. El cementerio improvisado consiste en zanjas cavadas en la cima del cementerio de Chocas, que sirven a las familias de los fallecidos que murieron por covid-19 y que no pudieron ser enterradas en los cementerios de Lima por falta de dinero y espacio

Según Beasley, en Latinoamérica y el Caribe hay condiciones para que haya un aumento de 269% en el número de personas que enfrentan una severa inseguridad alimenticia.  En el 2019, ese total no pasó de 4.3 millones, pero como producto de la crisis económica provocada por las medidas de encierro tomadas contra la pandemia habrá un total de 16 millones de personas, que no saben de dónde va a venir su comida en los meses próximos. Para comenzar a abordar esto, el PMA dijo que se necesitan urgentemente $328 millones de dólares. En Panamá hay alimentos almacenados, uno de los lugares permanentes para mantener las reservas tanto para el PMA como para la Organización Mundial de la Salud (OMS). Le sigue el África subsahariana, donde la desnutrición casi se ha duplicado. Actualmente, el PMA está alimentando en Yemen y en Sudán del Sur, a 13 millones de personas y 6.8 millones de personas, respectivamente, pero eso también está en peligro. Por último, la situación en el Líbano es sumamente preocupante, dado que la explosión que ocurrió el 4 de agosto en el puerto de Beirut destruyó los almacenes de granos y además cortó la cadena de suministros. El puerto dañado distribuía alrededor del 85% de los alimentos del Líbano.

https://storage.ruptly.tv/thumbnails/20200826-067/J5bmabdV7Mu7BaH2/large_J5bmabdV7Mu7BaH2.jpg
Los trabajadores del sector de la salud de Lima se tomaron las calles, como parte de una huelga nacional convocada por la Federación Médica Peruana para denunciar la falta de recursos para tratar a los pacientes de covid-19.

El boletín de prensa del PMA cita a Beasly, quien advirtió que, “la pandemia de COVID-19 ha sido devastadora en Latinoamérica, donde las nubes de una tormenta económica ya se estaban congregando. Las familias pasan mucho trabajo para comprar lo básico, como comida y medicina, en tanto que desaparecen los medios de sustento y el número de personas desempleadas en la región llega a 44 millones de personas. Es una combinación mortal, y tenemos que actuar ya y tenemos que ser inteligentes. No se puede tratar solo a la COVID-19, o sola a la hambruna. Las dos se tienen que abordar al mismo tiempo. Si lo hacemos de manera correcta, podremos salvar vidas. Si no lo hacemos bien, la gente va a morir”.

https://storage.ruptly.tv/thumbnails/20200603-018/DWBBsXrH7hdCEgdg/large_DWBBsXrH7hdCEgdg.jpg
Alrededor de 500 ciudadanos venezolanos residentes en Colombia han levantado un campamento improvisado en el norte de Bogotá, donde poder vivir mientras esperan algún tipo de ayuda para regresar a Venezuela en medio de la pandemia de covid-19

En una entrevista con el periódico ecuatoriano El Comercio, Beasley recalcó que la población de Latinoamérica es particularmente vulnerable, por el alto porcentaje de personas que trabajan en la economía informal, la economía subterránea, privados de servicios o beneficio de cualquier tipo. Señaló también los flujos migratorios, gente que va de país en país en busca una situación de vida estable, como ocurrió con los cientos de miles de venezolanos que dejaron el país. Encima de la crisis económica relacionada con la pandemia del COVID-19, tenemos una “tormenta perfecta”, dijo Beasley. Mucha más gente “se verá empujada a la pobreza y la hambruna”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s