Inteligencia Social

Análisis de los servicios de inteligencia Rusos: Pacto Putín-Trump para Venezuela

¡El dilema de Donald Trump ante la patética oposición venezolana y su necesidad de mostrar un resultado en Venezuela de cara a las elecciones presidenciales en EE.UU!

“Trump entiende que el derrocamiento efectivo del régimen de Maduro puede darle una tremenda ventaja electoral sobre sus rivales, que también se postulan para las elecciones. Los estadounidenses votan por los fuertes y exitosos (…) Para Donald Trump no hay vuelta atrás en sus relaciones con Maduro. Está en una encrucijada; entre sus intereses personales, la posición del Congreso de los Estados Unidos, los intereses de sus grandes amigos, la estabilidad de la región, etcétera [Sin embargo,] derrocar a Maduro es, para Donald Trump, una “cuestión de honor” (…) Si Trump no destruye a Maduro antes de noviembre de 2020, antes del día de votación para el nuevo presidente de los Estados Unidos, habría fracasado rotundamente su operación Venezuela (…) Trump tuvo en sus manos una herramienta realmente efectiva para derrocar al poder chavista en Venezuela, la cual conocemos en Rusia como el llamado “precedente venezolano” (…) fracasó por culpa de una oposición inepta, fracasada y patética (…) La tecnología descrita para organizar golpes de Estado, probada por primera vez por los estadounidenses en Venezuela, es muy útil; fracasó por lo inepta que es la oposición venezolana. Pero Trump no tiene suficiente tiempo para preparar nuevos cuadros políticos y académicos. El tiempo se agotó y perdieron el dinero invertido (…) El principal objetivo estratégico de Trump no es la victoria de Estados Unidos en Venezuela, sino su victoria personal en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre de 2020. Ambas cosas son importantes, pero un objetivo precede al otro. La victoria electoral en Estados Unidos es la prioridad ante el derrocamiento de Maduro (…) Para Trump no es rentable destruir a Maduro ahora, en estas condiciones Ya para noviembre se habría olvidado esta victoria. Y es por eso que Trump está preparando bien el escenario para intentar derrocar a Maduro a finales de 2020, 2–3 semanas antes del día de la votación. Maduro comprende esto, y envía señales de Trump sobre su disposición a sentarse nuevamente en la mesa de negociaciones (…) Para Nicolás Maduro, la estabilidad del régimen venezolano y la capacidad de permanecer en el poder no es una cuestión de prestigio o popularidad regional, sino de supervivencia (…) El cálculo estratégico de Nicolás Maduro se basa en cada posible retraso en la planificación de su derrocamiento por parte de Estados Unidos (…) en Venezuela hay muchísimas oportunidades para hacer negocios. Donald Trump, como empresario, tendrá que valorar eso, tarde o temprano (…) Lo mejor de Donald Trump es que piensa como un buen empresario (…) confiaremos en que tomará la mejor decisión, la cual será la más favorable para los intereses de todos nosotros [los empresarios rusos y norteamericanos] (…) Maduro sabe que su victoria está en resistir el paso del tiempo, cueste lo que cueste. Las elecciones presidenciales de 2020 son un tema crucial (…) Maduro está listo para negociar con los Estados Unidos, por supuesto, bajo garantías personales de seguridad y la devolución de activos extranjeros (…) Maduro no es tonto, como algunos piensan”

¡El Pacto Putín-Trump acerca de Venezuela y la supervivencia de Nicolás Maduro!

“el panorama no es tan negativo para Maduro, que puede equilibrar su correlación de fuerzas internacionales entre Cuba, Rusia y Estados Unidos, con la esperanza de que los antagonistas lleguen a acuerdos que permitan su supervivencia (…) Trump quiere convertirse nuevamente en el presidente de los Estados Unidos. Y necesita una victoria en Venezuela. Rusia no puede garantizar la victoria de Donald Trump y estamos categóricamente en contra de esto, debido a que viola los principios éticos que definen la política rusa para el extranjero. Sin embargo, los rusos podemos ayudar a “salvarle la cara” a Donald Trump. Los rusos haríamos que Trump logre quedar como un personaje digno e impoluto, en la víspera de las elecciones. La derrota de Trump en Venezuela podría enterrar su carrera política, debido al impacto que puede tener en las elecciones. Y solo Vladimir Putin, que en Venezuela ha demostrado su supremacía sobre Donald Trump, es el que puede ayudarlo. Vladimir Putin le salvará la cara a Donald Trump y podría permitir que gane las elecciones nuevamente. Pero esto tiene un costo muy grande y nuestros intereses en Venezuela deben quedar intactos. A cambio, a Donald Trump se le dará la oportunidad de convertirse en una figura verdaderamente histórica: formular su “Doctrina Trump”, que puso fin al conflicto entre Estados Unidos, Rusia y Venezuela. Y es que le advertimos a Donald Trump que, si sucumbe a las presiones del “gordo” Mike Pompeo, el destino será el mismo y se repetirá el escenario de 2019. Lo mejor que puede hacer Estados Unidos es eso: formular la Doctrina Trump y todos quedaremos beneficiados (…) Venezuela puede resurgir de las cenizas”

¡La CIA se plantea abandonar a Guaidó y buscar a un traidor entre el entorno “chavista” de Nicolás Maduro!

“(…) la confiscación de activos y cuentas personales en bancos extranjeros debilitó a Nicolás Maduro, pero este aún está en el poder. Y los traidores [a Maduro] están muy bien identificados. La CIA no ha tenido todavía éxito en Venezuela, pero esto no significa que los estadounidenses no podrán encontrar a otra persona del círculo íntimo de Maduro que haga lo que sea por recuperar sus activos [embargados por el gobierno de EE.UU] en el extranjero (…) Maduro sabe que no puede confiar en nadie. Cualquiera persona, incluso los chavistas fieles y originarios, en cualquier momento podrían venderlo a los estadounidenses (…) La situación de Nicolás Maduro no es sencilla. En particular, porque los otros altos funcionarios del gobierno venezolano podrían intentar tomar el poder por la fuerza, como trataron de hacerlo un grupo de chavistas el año pasado, con Leopoldo López y Juan Guaidó (…) Mike Pompeo viajó a Bogotá no solo para contarle chistes a Guaidó, sino para darle instrucciones y órdenes a sus agentes (…) La reciente reunión entre Guaidó y Pompeo, en el marco de la conferencia regional antiterrorista que tuvo lugar en Bogotá el 20 de enero de 2020, sugiere que quizá se haya encontrado un nuevo candidato para vencer a Maduro desde las filas del chavismo (…) Esto significa que, muy pronto, los estadounidenses repetirán su manual para derrocar a Maduro, pero con otros personajes. Ni siquiera deberíamos descartar que Guaidó, en el momento menos pensado, desaparezca del mapa (…) el poder permanecerá en manos del partido PSUV; se le cederán algunas funciones a algunos sectores de la oposición, para que al menos les quede algo. Pero el poder no se le puede transferir a una oposición marginal como la que presenta Juan Guaidó y sus “representantes”, sino una oposición real, cuyos líderes tienen peso y autoridad en la sociedad venezolana.

¡La cooperación de los servicios de inteligencia de Rusia con el gobierno de Maduro es REAL!

“Rusia acudió a darle asistencia a Maduro a principios de 2019, cuando la posibilidad de su eliminación física era real. Gracias a los especialistas rusos y los ajustes realizados en la guardia personal del Presidente de Venezuela, es que Nicolás Maduro logró permanecer con vida. A Caracas habían llegado fuerzas especiales secretas de otros países vecinos, preparadas para quitarle la vida a Maduro (…) los rusos han frustrado los planes secretos de los Estados Unidos en Venezuela, a través de operaciones de inteligencia y guerras híbridas. Y la información, en todo esto, es muy clave. La información vale tanto, o más, que un arsenal de ametralladoras. Y lo hemos demostrado. Hasta los momentos, Nicolás Maduro sigue siendo el presidente de Venezuela, sin tener todo el poderío de los Estados Unidos. Esta experiencia demuestra que se puede resistir efectivamente a las amenazas estadounidenses, sin sucumbir (…) revelaron los puntos principales de las negociaciones de un importante chavista con la CIA, así como las condiciones (garantías) exigidas para tomar el control del país durante las elecciones presidenciales anticipadas, a las cuales Maduro convocaría, en función de los acuerdos con los Estados Unidos en las conversaciones en Oslo y Barbados. El fracaso de esta operación no es culpa mía, sino de los propios oficiales de personal de la CIA y SNB. Ellos mismos lo revelan todo. Y algunos, hasta venden información. Los rusos seguirán apoyando a los chavistas con dinero, servicios de inteligencia secreta-militar y asesoramiento. Pero nos desagradó el hecho de no haber sido invitados a las negociaciones en Osló (…) Los estadounidenses subestimaron el rol que podían tomar los rusos al exponer el papel de John Bolton en su intento de reclutar altos funcionarios venezolanos para sus planes. Y ahí tenemos un resultado a la vista de todos: John Bolton fue despedido”

¡La importancia de Venezuela para el gobierno de Rusia!

“Rusia ha invertido una gran cantidad de dinero en Venezuela, y según algunas fuentes, las inversiones rusas en el país sudamericano ascienden hasta los 20 mil millones de dólares, de los cuales alrededor de 8 mil millones de dólares se han invertido recientemente (…) Rusia también tiene intereses económicos en Venezuela, en el campo de la producción y refinación de petróleo, así como también en el desarrollo de la industria minera y el comercio. Todo esto será posible tan pronto como Estados Unidos deje de estrangular a Venezuela con sanciones y amenazas de invasión militar directa. Es decir, cuando Putin, Trump y Maduro finalmente se den la mano y olviden sus diferencias”

“Para Rusia, lo cierto es que Venezuela representa lo mismo que Cuba era para la Unión Soviética; un aliado estratégico, cabeza de puente militar y punto de apoyo. Además, para Rusia, la oportunidad de frustrar los planes de Estados Unidos en Venezuela es una oportunidad para “voltear la nariz” de los arrogantes políticos estadounidenses que creen que solo ellos pueden desempeñar el papel del “gendarme necesario mundial”. A los rusos nos molesta que los estadounidenses siguen creyendo que todos los demás países son su “patio trasero” (…) Fue, a través de Venezuela, que Rusia comenzó a recuperar su rol en América Latina, una región con cuyos países la Unión Soviética siempre había tenido relaciones amistosas — en el siglo XX, fueron Cuba, México, Argentina, Uruguay y Perú los principales socios — . La ayuda a Venezuela también es importante para los ciudadanos de Rusia, ya que es una oportunidad para que estos sientan orgullo patrio y perciban que el papel de Rusia en el mundo y los procesos mundiales está creciendo. Y esta es la primera vez que Estados Unidos realmente quiere hacer algo — derrocar al régimen de Maduro — , pero no puede, gracias en parte a Rusia; no puede, a pesar de concentrar todas sus fuerzas y esperanzas en esta meta. Este es un precedente que limita la influencia estadounidense en todo el mundo”

“A Rusia no le conviene que Venezuela se convierta en una Libia más, en donde además de lo que todos ya saben, los rusos perdieron el dinero invertido. El desenlace tiene que ser favorable a Rusia (…) Para los intereses del partido Единая Россия (United Russia), es vital “darle vida” al gobierno venezolano en este momento (…) Maduro también está listo para negociar con Rusia. Y recordemos que, después del fracaso de las negociaciones en Barbados en agosto de 2019, Maduro inmediatamente viajó a Moscú, el 25 de septiembre de 2019 (…) necesitamos supervisar las negociaciones que Nicolás Maduro podría tener con los Estados Unidos; es conveniente que mejoren las relaciones con Estados Unidos, pero en una tríada Estados Unidos-Rusia-Venezuela (…) es posible reconciliar a Trump con Maduro, con el papel de intermediario de Vladimir Putin (…) Para Rusia, podría ser alarmante el establecimiento de cualquier canal de negociación entre Donald Trump y Nicolás Maduro”

Autor: Andrey Manoilo, Dr. en Ciencias Políticas de la Universidad Estatal de Moscú

Manoilo trabaja en el comité académico y estratégico del Consejo de Seguridad de la Federación Rusa. es experto en politología, seguridad nacional, inteligencia militar, revoluciones de colores, gestión de conflictos, guerras psicológicas, política moderna de Rusia, manejo de medios de comunicación, tecnología en guerra mediática, etcétera. Es autor de más de 170 publicaciones sobre relaciones internacionales en revistas arbitradas. Sus obras han sido traducidas en más de 12 idiomas, entre los cuales destacan: árabe, español, chino mandarín, lituano y francés. En Lituania, los trabajos de Manoilo son de lectura fundamental en todas las academias militares.

Sus artículos son, con frecuencia, publicados en todos los portales más prestigiosos de Eurasia y el resto del mundo, incluyendo a Bloomberg, Pravda, Sputnik, News Front, RIA, InterAffairs, Life, Vesti, War Files, Meduza, Modern Diplomacy, Kommersant, Regnum, Riafan y otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s