Toda la verdad sobre la posible base militar rusa en La Orchila (Venezuela)

De acuerdo con medios rusos, la idea de establecer una base militar en el Caribe venezolano tiene alrededor de 10 años cuando expertos rusos y comandantes militares de ese país visitaron la isla de La Orchila, ubicada a 200 kilómetros al noreste de Caracas. En septiembre de 2008, el ex-presidente Hugo Chávez ofreció esta isla para albergar el avión de largo alcance ruso Tu-160.  Los portadores de misiles Tu-160 aterrizaron por primera vez en el Aeropuerto Internacional de Maiquetia, ubicado cerca de Caracas. Pero basar un avión estratégico, que puede estar equipado con ojivas nucleares, en un campo de aviación civil ciertamente no es la mejor opción. Hugo Chávez, como militar conocía de estos peligros y habló sobre la idea de colocar el Tu-160 en la isla. Luego, durante una visita a la Federación Rusa en el otoño de 2008, oficialmente propuso esto al entonces presidente Dmitry Medvedev.

En marzo de 2009, el entonces Jefe de Estado Mayor Ruso, el mayor general Anatoly Zhikharev, visitaba Venezuela y dijo que “es recomendable utilizar el campo de aviación en la isla de Orchila para el despliegue temporal de aviones estratégicos de la Fuerza Aérea Rusa (Fuerza Aérea)”. Pero, en su opinión, entonces era necesario “una decisión política apropiada” y el entonces jefe de Rusia, Dmitry Medvedev, no tomó tal decisión. Luego, firmó el Tratado de Armas Estratégicas Ofensivas (START-3) con los Estados Unidos y el Tu-160 ya rara vez apareció en América. Solo se vio en 2013, demostrando apoyo militar Ruso al recién elegido presidente Maduro, cuando aterrizaron en el aeropuerto internacional de Caracas. Pero hoy, los Estados Unidos quieren retirar del tratado y eso ha cambiado las perspectivas de Rusia respecto al viejo proyecto de base militar en La Orchila.

1084047305
Moscú se está preparando para establecer una presencia militar a largo plazo en América Latina y la misión de los bombarderos estratégicos Tu-160 en Venezuela fue parte de este plan

En la actualidad, los medios rusos informan que las autoridades de ese país han tomado la decisión de desplegar aviones estratégicos en La Orchila en el Mar Caribe (Venezuela), donde ya existe una base naval y un campo de aviación militar venezolano, a ésta decisión el presidente venezolano Nicolas Maduro no se opuso. Esta decisión ocurre despues poco después de la visita de Nicolas Maduro a Moscú. Luego de la cual se anunció la firma de contratos con Rusia por 6.000 millones de dólares (Moscú está invirtiendo en la industria del petróleo y el oro). Por su parte, Vladimir Padrino López, luego de reunirse con su colega Sergei Shoigu Ministro de Defensa Ruso, dijo que las “fuerzas armadas venezolanas han alcanzado el nivel apropiado gracias al apoyo de la Federación Rusa”.

Por lo tanto, Moscú se está preparando para establecer una presencia militar a largo plazo en América Latina y la misión de los bombarderos estratégicos Tu-160 en Venezuela fue parte de este plan, escribe diario Ruso Nezavisimaya Gazeta. Según las fuentes de Kommersant (Rusia), el acuerdo militar ruso-venezolano es mutuamente beneficioso, ya que Caracas tiene la oportunidad de exhibir su política militar independiente y los pilotos rusos podrán realizar no solo un simple vuelo de entrenamiento sino cubrir una distancia de más de 10.000 kilómetros sobre el Océano Atlántico, el Mar de Barents, el mar Noruego y el Caribe. Tras las reuniones con su homólogo venezolano Vladimir Padrino López, el ministro de Defensa Ruso, Sergei Shoigu, dijo que “la práctica de los vuelos de los aviones militares rusos a los aeródromos de Venezuela continuará, y los buques de la Armada harán escala en los puertos de este país”. El medio digital ruso Kommersat informa también que “Rusia utilizó el Tu-160 en Siria para disparar misiles de crucero de largo alcance. En marzo, el vice-ministro de Defensa ruso, Yury Borisov, anunció que el avión a reacción supersónico Tu-160, el avión militar más grande del mundo, está siendo modernizado y transporta misiles de crucero X -55 con ojivas nucleares, así como convencionales X-555 y X-101 y misiles de crucero” escribe el portal.

Tupolev
El coronel ruso Shamil Gareyev, dijo que “incluir a Venezuela en misiones de aviación de largo alcance es una idea correcta (…) Nuestros bombarderos estratégicos no solo no tendrán que regresar a Rusia en cada viaje, sino que tampoco realizarán reabastecimiento aéreo de combustible en misiones de patrulla en las Américas. Nuestros aviones Tu-160 llegarán a su base en Venezuela, realizarán vuelos, ejecutarán sus misiones y luego se reemplazarán de forma rotativa. Así es como debe hacerse”

El coronel ruso Shamil Gareyev, dijo que “incluir a Venezuela en misiones de aviación de largo alcance es una idea correcta (…) Nuestros bombarderos estratégicos no solo no tendrán que regresar a Rusia en cada viaje, sino que tampoco realizarán reabastecimiento aéreo de combustible en misiones de patrulla en las Américas. Nuestros aviones Tu-160 llegarán a su base en Venezuela, realizarán vuelos, ejecutarán sus misiones y luego se reemplazarán de forma rotativa. Así es como debe hacerse”, dijo el experto militar ruso. Por otra parte, el Coronel Eduard Rodyukov, miembro de la Academia de Ciencias Militares de Rusia, le dijo a Nezavisimaya Gazeta (Rusia) que “la llegada de los bombarderos estratégicos Tu-160 de Rusia a América es una especie de señal para que Trump se dé cuenta de que el abandono de los tratados de desarme nuclear tendrá un efecto boomerang” Además, cabe mencionar que el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció en enero de 2018 que el Ministerio de Defensa invertirá $ 2.8 mil millones en la actualización de la flota Tu-160 con nuevos motores y aviónica avanzada. Los planes para modificar estos aviones se han informado desde principios de la década de 2000. El primer modelo modificado del Tu-160M ​​se introdujo en 2015, pero solo entró en servicio en 2018. Y la producción de Tu-160M2, completamente nuevo, según los planes, comenzará solo después de 2023.

Volviendo a Venezuela, el Investigador del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Academia de Ciencias de Rusia, Emil Dabagyan, dijo que Rusia está “claramente ayudando al gobierno venezolano a mantenerse a flote” debido a que “Rusia se beneficia de la exploración petrolera y quiere que el régimen venezolano permanezca en su lugar” En cuanto a Caracas, los ejercicios militares conjuntos con Rusia y otras actividades de este tipo son muy importantes para ello en este momento. Según el experto, las autoridades venezolanas “tratan de mostrar su determinación de proteger al país de la posible agresión de Estados Unidos, que ha calificado al régimen de Maduro como ilegítimo”.

Un evento importante fue la burla de Mike Pompeo a esta maniobra ruso-venezolana. El ejército ruso se refirió con contundencia a las burlas del departamente de estado, enfatizando las palabras del embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, quien dijo a la radio colombiana RCN Radio, que el Tu-160 es “exhibicion de museos”. Igor Konashenkov, representante del Ministerio de Defensa ruso, en una respuesta virtual al embajador, le dijo que “Si comparamos el Tu-160 estratégico con una exhibición del museo, es para admirar esta obra maestra en el campo de la construcción de aviones”, dijo. Sin embargo, “el avión más importante de la flota de aviación estratégica de los Estados Unidos todavía es ya del “Antiguo Testamento”, el Boeing B-52″ escribió el autor del Moscow Komsomol en respuesta al embajador.

Putin_1
Durante la visita de Nicolás Maduro, recordando las dificultades experimentadas por la economía venezolana, el secretario de prensa de Vladimir Putin, Dmitry Peskov, expresó la opinión de que “aunque son modestos, ya se observan signos de mejora en la dinámica (…) en este sentido, discutiremos la asistencia necesaria para el liderazgo de Venezuela”

Apoyo militar y también económico

Durante la visita de Nicolás Maduro, recordando las dificultades experimentadas por la economía venezolana, el secretario de prensa de Vladimir Putin, Dmitry Peskov, expresó la opinión de que “aunque son modestos, ya se observan signos de mejora en la dinámica (…) en este sentido, discutiremos la asistencia necesaria para el liderazgo de Venezuela”, dijo el secretario de prensa de Vladimir Putin en la víspera de las conversaciones. El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, reunido el 6 de diciembre en Moscú con su homólogo ruso Sergei Shoigu, ya ha declarado que los dos países tienen relaciones, pero me gustaría profundizar y hacerlas más efectivas (…) Ahora queremos ir más allá de la cooperación técnico-militar convencional, profundizarla y desarrollar la cooperación en el nivel operacional” dijo Padrino López en una reunión con Shoigu en abril de 2018. Luego de la visita de Maduro a Moscú se anunció la firma de contratos con Rusia por 6.000 millones de dólares (Moscú está invirtiendo en la industria del petróleo y el oro).

El miembro correspondiente de la Academia de Ciencias Militares, el Coronel Edward Rodyukov le dijo a un medio ruso que los norteamericanos están preocupados porque “Rusia está tratando de aumentar su influencia en América Latina, mientras sigue estando activa y participa en acciones en el Medio Oriente”Al finalizar las reuniones en Moscú, Nicolás Maduro dijo a Vladimir Putin “Me parece que hemos encontrado el punto que nos permite sobrevivir (…) Estoy seguro de que el resultado de esta reunión será una buena noticia para la cooperación entre nuestros países, para la economía de nuestros países” Las noticias sobre el apoyo de Rusia brindado al “dictador” latinoamericano serán malas para Washington, lo que se suma a la creciente lista de tropiezos en las relaciones ruso-estadounidenses.

Oposición rusa a la base militar en Venezuela

Lo cierto es que otros expertos como Yuri Fedorov, aunque están de acuerdo en que esta misión tiene como objetivo convertirse en el primer paso para organizar la base aérea militar rusa en Venezuela, dicen que esto puede tener las consecuencias más desagradables para Rusia, porque se asemeja en cierta medida a la crisis caribeña de 1962. que, como se sabe, terminó para la Unión Soviética de manera bastante vergonzosa. El experto considera que las relaciones con Venezuela son lo suficientemente fuertes, Rosneft las está fortaleciendo con los métodos disponibles, no se hace esto para fortalecer las relaciones que ya son bastante fuertes. este experto considera que o principal aquí fue que el comando de la fuerza aérea decidió probar que el programa de modernización de los bombarderos Tu-160 merece atención, merece financiación, que estos aviones pueden desempeñar un papel importante en los futuros planes estratégicos rusos. 

Actualmente, estos aviones no pueden defender a Venezuela en el caso de algún conflicto con los Estados Unidos, porque, tan pronto como en los Estados Unidos conozcan que estos aviones están ubicados en algún lugar del Caribe venezolano, La Orchila, como se supone ahora, y pueden realmente participar en las hostilidades, serían inmediatamente derribados, destruidos, ya sea en tierra o en el aire. Debido a que el Caribe está completamente controlado por las instalaciones de radar estadounidenses, tanto en tierra como en el aire. La aviación norteamericana y su marina dominan allí. Es decir, no tiene sentido basar militarmente el Tu-160, y cualquier otro avión ruso en algún lugar del Caribe.

En una confrontación con los Estados Unidos, cualquier bombardero estratégico no es más que un lanzador volador de misiles de crucero que puede ser detectado por los radares norteamericanos fácilmente, ya que su estructura metálica fue construida antes de las tecnologías sigilosas o invisibles a los radares. Por lo tanto, la única tarea de este avión es llegar a la frontera de la zona, que está bloqueada por la defensa aérea estadounidense, lanzando misiles de crucero allí y retrocediendo. Pero los misiles de crucero, que pueden ser lanzados desde el Tu-160, tampoco son armas absolutas, son misiles que son fácilmente interceptados por la defensa aérea de los Estados Unidos. Y aunque este último está hecho con tecnología de sigilo, sin embargo, son claramente visibles desde los aviones de reconocimiento por radar. Solo si varios cientos de estos misiles están involucrados en el ataque, puede haber un exceso de defensa aérea de los Estados Unidos, pero el avión ruso no puede hacer esto. Por lo tanto, la amenaza de la aviación estratégica rusa para los Estados Unidos no es demasiado grande, se neutraliza con bastante facilidad, al menos en comparación con, por ejemplo, los misiles balísticos transcontinentales rusos.

 

 

 

 

 

 

Anuncios