¿Es realmente Venezuela el país con la peor crisis política del Mundo? ¡por favor, un poco de respeto!

No es mi intención defender al gobierno nacional, nada más lejos de mí, hoy en día, que algo así. Sin embargo, creo que sí vale la pena defender a la venezolanidad y a nuestro gentilicio, que son dos cosas muy diferentes. Durante 20 años hemos vivido un proceso de desmoralización nacional, por un lado, un gobierno con una gestión política tan descoordinada y mediocre que nos hizo creer que gobernar Venezuela era imposible. Por el otro lado, una oposición que se afincaba en la dolorosa realidad venezolana, que se regocijaba con los fracasos reiterados y bochornosos del gobierno, sin tener en cuenta que esos fracasos implicaban la ruina de nuestro país. Un gobierno nefasto y una oposición dedicada a sumirnos a todos los venezolanos en un stress tan extremo, que les sirviera a estos señores en sus fines políticos, sin pensar nunca en el país y en el daño que esa desmoralización nos hacía y nos hace, hoy más que nunca. Venezuela ciertamente atraviesa la peor crisis económica de su historia, pero de la historia de Venezuela, no de la historia del mundo, ni de Latinoamérica, donde sin duda, sin ninguna duda hay países con pasados, presentes y futuros muchísimo más tristes que el nuestro.

¿Tiene Venezuela la peor crisis de refugiados del mundo?

En el mundo hay 68,5 millones de desplazados por situaciones extremadamente graves en sus países de origen. El 57% de estas personas proviene de tres países, que son: Sudan del Sur, Afganistán y Siria ¿A dónde van estos refugiados? ¿A Colombia? ¿A Europa? ¿A Estados Unidos? No, a ninguno de esos países. El país que mayor cantidad de personas acoge como refugiados es Turquía, seguido por Uganda, Pakistán, El Libano e Irán. Qué curioso es esto, porque en los medios comerciales de comunicación muy poco se dice sobre estos países quejarse de “avalanchas de emigrantes”, como se quejan nuestros vecinos de Colombia, Perú, Panamá o Chile, principalmente. La población de desplazados internos en el Congo se duplicó en 2017, alcanzando los 4,4 millones. Además, había 620.800 refugiados congoleños en otros países y 537.100 refugiados de otros países en el Congo ¿Por qué nadie habla nada con respecto a esto emergencia humanitaria? ¿Por qué el único país que parece tener desplazados es Venezuela? Según el último informe de la ACNUR del año 2017, como en años anteriores, la Republica con la segunda mayor población desplazada del mundo era la de Colombia, con 7,9 millones de víctimas del conflicto armado, la mayoría de ellas desplazados internos (7,7 millones). Sin embargo, en ese país, ni el gobierno ni los medios de comunicación parecen darse por enterados de esa enorme catástrofe humanitaria. El problema del gobierno colombiano es Venezuela, muy curioso, parece que si no fuese por Venezuela, el gobierno de Colombia no tendría absolutamente ningún problema. Llama la atención el gráfico número 7 del ultimo informe de ACNUR, donde se observa el balance neto de refugiados entre Colombia y Venezuela, en ese gráfico se observa claramente que el volumen neto es desde Colombia hacia Venezuela, lo que sucede es que en Colombia parece haber dos o tres o cuatro tipos de ciudadanos, o categorías de personas, y el gobierno de ese país parece contabilizar a la gente perteneciente a la primera o quizás a la segunda categoría de ellos y no al resto de seres humanos que han huido despavoridos de ese país, aterrorizados ante asesinatos selectivos del gobierno, persecución política y narcotráfico por otro lado. No lo digo yo, lo dicen los informes de ACNUR (Ver informes de ACNUR 2017). Por cierto, el año pasado la cantidad de desplazados en Colombia aumentó, no disminuyó, sino que aumento, según ACNUR. Entonces, seamos un poco más serios, más honestos, por favor, ¿hasta cuando tanta exageración muy mal intencionada y malsana? Venezuela tiene una gran cantidad de emigrantes por la pésima situación económica, institucional, social, política, entre muchas otras causas, que vive nuestro país. Pero no somos ni de lejos el país que mas emigrantes reparte en el mundo, ni refugiados, ni asilados. Eso no es cierto. Esta es una estrategia de desmoralización muy mal intencionada que es multiplicada por gobiernos de países vecinos, detrás de la cual hay otro tipo de intereses geopolíticos y económicos. Personalmente, les pido ¡por favor, un poco de respeto!

¿Es Venezuela el país con el gobierno más represivo del mundo?

Si nos limitamos a las noticias en los medios televisivos, parece que en el único país que existe algún tipo de represión política es Venezuela. Sin embargo, desde que Enrique Peña Nieto asumió el cargo presidencial en México en 2012, fueron asesinados unos 48 periodistas: 4 de ellos murieron en lo que va de 2018 (esto despunta en todos los récords mundiales de asesinatos de periodistas). Este ensañamiento ha convertido al país azteca en uno de los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo en todo el mundo, pero eso no es noticia, parece que el único país en que existe peligro al ejercer el periodismo es Venezuela (que lo hay, hay peligro, pero nada comparable con México o Colombia, eso si es extremo). En México, existe una fiscalía especializada para la protección de periodistas. Pero este mismo organismo gubernamental reconoce que el 99 % de los casos de asesinatos de periodistas está sin resolver. No es solamente en Venezuela que no se resuelven los casos de asesinato. Repito, no defiendo al gobierno, defiendo la moral de mi país, la integridad y el respeto que nos debemos a nosotros mismos y el derecho a no dejarnos pisotear como si fuésemos el peor país del mundo, no lo somos, tenemos un gobierno nefasto, pero en otras latitudes estas situaciones han sido así desde principios del siglo pasado y nadie nunca les ha juzgado ni linchado moralmente como hoy hacen todos los medios comerciales de comunicación y gobiernos latinoamericanos con el pueblo venezolano. Digo pueblo, porque al gobierno Madurista, esto le rueda, pero a nosotros, los venezolanos esto si que nos afecta en nuestra imagen como pueblo y como personas.

En el informe de libertad de expresión para el 2017 de la Fundación de Libertad de Prensa (Flip) de Colombia, se pone en evidencia la lamentable situación que atraviesa el periodismo en ese vecino y también bolivariano país, porque quiéranlo o no, Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú y Panamá son países bolivarianos, es una realidad histórica, porque al Venezolano Simón Bolivar y a su más leal colaborador Antonio José de Sucre, así como al ejército de lanceros de los llanos venezolanos, deben su libertad del imperio español. Por lo tanto, sugiero que dejen de mencionar el término “bolivariano” como si fuese una mala palabra y que dejen de mencionar a Simón Bolívar como si fuera poca cosa, porque si algo no se puede cambiar en el mundo es el pasado, la historia es la que es, duélale a quien le duela. En el pasado año se registraron 310 ataques a la prensa, 43% más que el 2016, siendo Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca los territorios más afectados. Estos ataques se efectuaron a través de fallos judiciales, amenazas, exigencias de eliminación de contenido publicado y agresiones digitales en especial a mujeres periodistas. De igual forma, aumentaron en un 47% los ataques a periodistas por parte de funcionarios públicos ¿Esto lo dicen los medios comerciales de comunicación? Parece que esas cosas solo pasaran en Venezuela, pero en Colombia o México jamás, ¡por favor, un poco de respeto!

En 2014, una serie de episodios de violencia ocurridos durante la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27 de septiembre del 2014, provocaron que la policía municipal y estatal de Iguala (220 km al sur de la ciudad de México) persiguiera y atacara a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa (257 km al sureste de Iguala). En dicho enfrentamiento habrían resultado heridos periodistas y civiles. Los hechos dejaron un saldo de, al menos, 9 personas fallecidas, 43 estudiantes desaparecidos (adolescentes dados hoy por muertos) de esa escuela normal rural y además 27 heridos. Que curioso, adolescentes claramente asesinados por la policía en un ajusticiamiento selectivo y nadie, ni la OEA, ni la ONU ni el grupo de Lima dicen nada al respecto, que curioso, de verdad.

Por otra parte, en Colombia, durante los siete años de Gobierno del Premio Nobel de la Paz Juan Manuel Santos, fueron asesinados 532 líderes sociales, 2.374 recibieron amenazas, se registraron más de 305 atentados, 171 detenciones arbitrarias y 18 desapariciones. Estos datos los recoge el Sistema de Información sobre Agresiones contra Defensores y Defensoras de Derechos Humanos en Colombia (SIADDHH), que corresponde al año 2017. Alguien podría decir que es algo heredado, pero no es así. El documento evidencia que el año más violento para los líderes sociales y defensores de Derechos Humanos fue 2017, con 106 asesinatos, 26 casos más que en el año 2016. De los 106 asesinatos del año anterior, 82% correspondió a hombres (87 casos), 15% a mujeres (16 casos) y 3% (3 casos) a población LGBTI, ¡qué cosas, persiguen y matan a personas sólo por tener un preferencial sexual distinta, pero eso parece no ser problema para nadie en el mundo, el problema es Venezuela, por favor! Otros podrían decir que eso pasa en el campo, donde está la guerrilla y que el gobierno toma acciones contundentes contra la guerrilla, pues tampoco es cierto. El informe precisa que, en 2017, 30 de los 106 casos se presentaron en zonas urbanas; es decir, un 28%, lo que indica que las dinámicas de violencia contra activistas están llegando a los centros urbanos, es decir, expandiéndose y no disminuyendo. El Nóbel de la Paz, acabó con la paz, pero eso importa poco al mundo. Sin embargo, la única noticia importante para los medios de comunicación comercial durante los últimos años ha sido la represión del gobierno Madurista a los manifestantes estudiantes en Venezuela  ¡por favor, un poco de respeto!

Conclusión

Muchos venezolanos hemos tenido que emigrar debido a la grave crisis económica que atraviesa nuestro país y creo que todos, honestamente, tenemos que reconocer que lo que realmente conoce la gente sobre Venezuela, desde afuera, es algo bastante distorsionado y caricaturizado. Reconocer eso no quiere decir que seamos Maduristas o defensores de este nefasto gobierno, pero hay gente fuera de Venezuela que se hace eco de noticias sobre nuestro país que como Venezolano(a) debe saber perfectamente que son simplemente “fake news”, y sin embargo, las repiten como para hacerse los interesantes o no sé por qué razón, la verdad. No me da vergüenza ni me considero defensor del Madurismo por sacar de esos errores quienes me hacen ese tipo de comentarios totalmente caricaturizados sobre Venezuela: taxistas, alumnos, profesores y amigos extranjeros que, donde vivo en España, manifiestan unas ideas sobre lo que pasa en Venezuela que realmente parecen sacadas de una película surrealista de una especie de macabro terror tragicómico, nada cercano a la realidad. No quiero disminuir la gravedad de lo que TODOS estamos pasando, pero si quiero que seamos un poco más conscientes con lo que decimos y de lo que nos hacemos eco, porque en ultimo término somos y siempre seremos venezolanos y, sinceramente, el hecho que este problema interno de nuestro país esté ahora en boca de todos, en todo el mundo, me parece en lo personal bastante incomodo y fuera de lugar. Sobre todo, porque se producen exageraciones a veces por ignorancia y a veces, lamentablemente, creo que por sadismo de muchos de quienes desde afuera de nuestro país parecen reír o disfrutar de nuestra desgracia económica ¡por favor, un poco de respeto!

Esta es una invitación a no ser ingenuos, no podemos creer que tanto interés de los medios comerciales internacionales en exaltar lo mal que va nuestro país sea por razones humanitarias o solidarias ¿Solidarias? ¿De verdad? La solidaridad no es mostrar a nuestros paisanos diariamente comiendo de la basura, es ayudarnos a que eso no pase nunca más, no a reproducirlo una y otra vez poniendo a nuestro país como lo peor del mundo, eso no es solidaridad, yo no entiendo esa solidaridad. Creo que a muchos políticos del mundo les viene muy bien el caso venezolano, les viene muy bien repetir una y otra vez imágenes trágicas sobre Venezuela, para chantajear a sus votantes con eso, para justificar sus fallas y corrupciones amenazándoles con que si votan por una alternativa les irá como al pueblo venezolano, eso es lo que creo. Son hipócritas a quienes nuestra desgracia como país les viene muy bien políticamente, como propaganda para evitar que sus pueblos piensen y busquen alternativas contra presidentes tan malos como Peña Nieto o Juan Manuel Santos. En España, era bochornoso ver como el gobierno del Partido Popular, tenia como única defensa ante su corrupción estructural, su corrupción aberrante, su corrupción demostrada en tribunales, el hecho de que “peor está Venezuela”. Es decir, ahora es muy fácil mantenerse en el poder en Hispanoamérica, lo único que tienes que decirle a los pueblos que si votan una alternativa a estos tipejos (Rajoy, Santos, Peña-Nieto, Piñera, Temer, Macri, etc) entonces les va a ir como Venezuela, así que se los tienen que tragar así como son, ¡por favor! ¿No es evidente la estrategia de estos tipejos? De repente, al vecino país de Guyana “le preocupa mucho” Venezuela. Como dice una vieja canción de la Venezuela de los 90´s (“Un poco de respeto”, Autor: Franco de Vita): “Un poco de respeto a la verdad, a la olvidada honestidad, a lo que llamamos amor, a la ciudad en la que vivimos, a nuestra amistad, a nuestra tierra generosa, a la puesta de sol”. Sin duda, un poco más de respeto a nosotros mismos, nos haría mucho bien a todos los venezolanos.

Anuncios

2 comments

  1. No creo que la inercia y estoicismo,b ante los problemas, sea la solución de los mismos, es decir:ignorar que el problema está ahí y no proceder a solucionarlo ???.

    Me gusta

  2. Gracias por su comentario. El autor de este artículo sólo ha querido destacar que hay una especie de campaña en muchos politicos de países vecinos que lejos de responder a un interés por Venezuela, responde a un discurso político a lo interno de sus países. Justifican sus fallas usando a Venezuela como “mal ejemplo” o como “comodín” politico contra la oposición internta, dentro de sus países. Eso lo hizo Duque contra Petro, lo hizo Peña contra AMLO, lo hizo Rajoy contra el actual presidente del PSOE, lo hizo Bolsonaro contra el candidato del PT. Es decir, no debemos creernos que hay un interés genuino, NO LO HAY. Por otro lado, países como Colombia o México, tienen muy poco moral en cuanto a derechos humanos. Esa es la intención.

    Por otro lado, en Soberanía Venezuela, somos activos denunciantes de las corrupciones de este gobierno como podrá ver. nada más alejado de nuestra linea editorial que el estoicismo o inercia.

    Le agradecemos mucho su opinión, estámos para servirles a todos nuestros lectores.

    Un Cordial Saludo!

    El Administrador

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s