Guyana podría desplazar a Venezuela como proveedor seguro de petróleo en el hemisferio para el año 2020

En la actualidad, latinoamérica está siendo bombardeada con propaganda en contra de la migración de compatriotas venezolanos y se ha exaltado al extremo la crisis económica de nuestro país. Aunque las razónes pueden ser debatibles, está claro que todo tiene que ver con la preparación de una posible intervención militar en nuestro territorio. Antes hemos descrito el papel de Colombia, sin embargo, hay una verdad oculta que podría ser un arma secreta para contrarrestar el enorme poder geopolitico que podría llegar a tener una Venezuela, prospera desarrollando sus reservas petroleras. Esta arma política es Guyana. A este pequeño país lo han venido involucrando en compromisos con la seguridad energética de la región con la excusa de lograr hacer a nuestros vecinos menos dependientes del petróleo de una Venezuela “cada vez más volátil”.

esequibo-dos
Los taladros petroleros siguen su viaje hacia las profundidades marinas para convertir a Guyana en una alternativa a una Venezuela que se apoca como productora de petróleo.

En la próxima década, Guyana se convertirá en uno de los mayores productores de petróleo per cápita del mundo. Los sucesivos descubrimientos de Exxon Mobil representan, en conjunto, los hallazgos de petróleo crudo más grandes del mundo desde 2015: casi 4 mil millones de barriles de petróleo recuperable. Guyana podría llegar a producir hasta 750,000 barriles por día para fines de 2020. Estos recursos tienen el potencial de reemplazar el crudo venezolano en el mercado regional y reemplazar la influencia histórica que nuestro país ha tenido en el Caribe. En este sentido, Guyana visualiza la oportunidad de convertirse en un proveedor mucho más estable y confiable de petróleo para el mercado de este hemisfério, un mercado que gracias a la corrupción de Rafael Ramirez y Bernard Mommer, así como del tren directivo y gerencial de PDVSA, hemos venido perdiendo aceleradamente.

maduro24-e1443403116583-540x419
Nicolás Maduro junto al Secretario General de la ONU y el presidente de Guyana David Granger en el año 2015

Los abundantes recursos minerales no siempre han beneficiado a los países pequeños y pobres. La “maldición de los recursos” puede dar como resultado gobiernos fallidos, estancamiento macroeconómico y corrupción endémica. Como muchas naciones pequeñas y en desarrollo post-coloniales, el desarrollo económico y político de Guyana no siempre ha sido fácil. Pero hoy, el desarrollo energético podría marcar un nuevo capítulo. Las condiciones en Venezuela están dadas para que Guyana ocupe nuestro lugar como suplidor seguro y confiable de petróleo en el hemisferio occidental. Guyana está moviendose activamente con expertos del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Organización del Commonwealth para crear un fondo de riqueza soberana y un mecanismo de transparencia para administrar los nuevos ingresos del petróleo. Guyana también ha propuesto una ambiciosa Estrategia de Desarrollo del Estado Verde con el objetivo de “reorientar y diversificar la economía de Guyana”. Tienen la intención de utilizar sus recursos entrantes para financiar una economía limpia y resistente. Con un marco de tiempo ambicioso de solo siete años, aspiran a pasar al 100 por ciento de energía renovable para 2025. El auge económico de Guyana, si se dirige adecuadamente, podría proporcionar ingresos para resolver problemas de seguridad de ese país y desbancar a nuestro país de su lugar como productor poderoso de Petróleo en Suramérica. En realidad nuestra PDVSA va en picada, en caída libre, rumbo a ser privatizada y vendida a precios de remate, gracias a la incompetencia del gobierno de Nicolás Maduro.

Nicolas-Maduro-y-Rafael-Ramirez
Nicolás Maduro junto a Rafael Ramírez, ex-ministro de Petróleo y ex-presidente de PDVSA, durante los gobiernos de Hugo Cávez e inicio del gobierno de Nicolás Maduro. Hoy Ramirez está siendo solicitado por corrupción y desfalco a PDVSA.

En la última década, Guyana ha ido estrechando lazos con los EE. UU. para combatir el narcotráfico, el gobierno guyanés aprobó una legislación para abordar el lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y la extradición. Estados Unidos espera poder lograr más avances en la relación con Guyana a medida que aumenten los ingresos del petróleo, en ese país (este es el trabajo de la norteamericana Exxon Mobile, fundada como Standard Oil Company en 1870 por John D. Rockefeller). El poder e influencia geopolitica de Venezuela, en Caribe, está disminuyendo en medio de la crisis económica en la que nos han hundido el gobierno corporativista del PSUV y su tren de ministros petroleros corruptos, comenzado por Rafael Ramírez.

ejercito-de-guyana1
Desde 2015, el ejercito de Guyana ha venido mejorando sus capacidades realizando ejercicios cerca del río Cuyuní en la zona en reclamación en frontera con Venezuela

Guyana aprovechó las “generosas ofertas” del gobierno de Hugo Chávez en PetroCaribe desde octubre de 2013. Luego, cuando la marina venezolana detuvo a la tripulación de un barco de propiedad estadounidense que operaba como socio de Guyana en la Zona Económica Exclusiva de Venezuela, Guyana se retiró de PetroCaribe en 2015. Es evidente que los Estados Unidos tienen gran interés en fortalecer la posición de Guyana en contra de los intereses de Venezuela, en tanto se mantenga en el poder el gobierno de Nicolás Maduro. Los Estados Unidos intentarán aumentar la presión sobre Venezuela con el apoyo a Guyana. El jefe del Departamento de Estado Mike Pompeo insinuó en esa dirección, el Día de la Independencia de Guyana, que les deseaba “Paz y prosperidad … en toda la “Tierra de muchas aguas”, una velada señal de apoyo contra los reclamos de Venezuela sobre lo que son nuestras aguas territoriales. A medida que el poder adquisitivo del gobierno de Guyana aumenta, la compra de embarcaciones navales modernas agregaría mayor presencia de este país en nuestras aguas territoriales y un crecimiento de sus reclamos de soberanía. Sin duda, Estados Unidos promoverá a Guyana para inclinar el panorama energético regional hacia un desplazamiento total de nuestro país de los mercados regionales de crudo. 

La información está basada en un artículo de David Wade quien era el jefe de personal del secretario de Estado John Kerry y ahora escribe con frecuencia sobre temas de política exterior.

 

 

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s