El ex-vicepresidente de PDVSA que desfalcó 453 millones de US$ del fondo de pensiones: Eudomario Carruyo Rondón

Eudomario Carruyo Rondón, es un contador público egresado de la Universidad del Zulia que tuvo una larga trayectoria en Petróleos de Venezuela, S.A (Pdvsa) donde se inició en los años 70s. Entre los años 1992 y 1997 fue director de Palmaven, una filial de Pequiven. En 1999 sería parte del equipo principal de auditores de las cuentas de la industria, cargo que ocuparía hasta 2002. Trás permanecer en su puesto de trabajo durante el sabotaje a la industria petrolera, logra que tres años después el presidente de la empresa Rafael Ramírez Carreño le nombre director interno de PDVSA y también directivo de Citgo (EEUU), de Deltaven, de Pdvsa Marina y vicepresidente de Finanzas de PDVSA (Holding). Eudomario Carruyo Rondón mantenía una buena relación con Diego Salazar, primo de Rafael Ramírez, corredor del seguro y reaseguro de Pdvsa, y mencionado en el caso del blanqueo de dinero a través del Banca Privada de Andorra (BPA). En los puestos que asumidos en 2005 estaría hasta el año 2011 cuando fue cordialmente removido por el escandoloso caso del dasfalco a los fondos de pensiones de los trabajadores de PDVSA por un monto aproximado de 453 millones de dólares. En 2011, unos días despues de descubrirse la mega estafa al fondo de pensiones de los trabajadores de PDVSAEudomario Carruyo Rondón envió una carta a la Asamblea Nacional (totalmente controlada por el PSUV), donde negaba que la directiva de Pdvsa fuera responsable de la pérdida de $453 millones en el esquema fraudulento. Además, informó que la estatal petrolera se encargaría de cubrir los “fondos extraviados” (!). Según la base de datos del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), Eudomario Carruyo Rondón continuó al servicio de la petrolera, trabajó en PDV Marina hasta marzo de 2015 (nunca fue procesado el caso del fondo de pensiones). En medios digitales, se asegura que actualmente pasa mucho tiempo en La Romana, República Dominicana, a bordo de un yate adquirido por su hijo (Eudo Carruyo). En esta embarcación ofrece a sus amistades cenas con lujosas vajillas compradas en Miami o Nueva York.

Despues de que Eudomario Carruyo Rondón fuese “cordialmente removido” de su cargo sin ningunas consecuencias penales, sus hijos, sobre todo Eudo Carruyo Perozo, continúaron con actividades comerciales de distinto tipo, tanto en Venezuela como fuera del país. De acuerdo con la investigación de periodistas venezolanos, se conoce que estos señores han trabajado como importadores a Venezuela de casas prefabricadas para cubrir el déficit de Petrocasa. Eudo Carruyo Perozo tiene registrada en Panamá la empresa Bluenor International, en la cual es socio Douglas Cosentino, un empresario del sector del calzado del Oeste de Caracas.

Eudo_Carruyo_1
Despues de que Eudomario Carruyo Rondón fuese cordialmente removido de su cargo, sus hijos, sobre todo Eudo Carruyo Perozo, continúaron con actividades comerciales como la importanción de casas prefabricadas para PETROCASA (Eudo Carruyo Perozo)

El inicio del desfalco a las pensiones de PDVSA

En septiembre de 2005, el estudio jurídico panameño Mossack Fonseca comenzó las gestiones para registrar a nombre de Eudomario Carruyo Rondón la apertura y registro de una empresa, la suscripción de poderes y manejo de cuentas que involucró a Suiza, Panamá e Islas Vírgenes Británicas. Eudomario Carruyo Rondón era entonces una de las figuras “heróicas” del personal de la industria petrolera que había sobrevivido al paro y sabotaje a la industria petrolera transcurrido entre diciembre de 2002 y febrero de 2003 que provocó el despido de más de 20 mil de sus trabajadores. Sin embargo, muy tempranamente se regaron dentro de la sede principal de Pdvsa en Caracas los rumores de la participación del vicepresidente de Finanzas en el pago a proveedores y en la colocación de dinero en bancos nacionales e internacionales. El 16 de septiembre de 2005 Mossack Fonseca registró en Isla Vírgenes Británicas (BIV, por sus siglas en inglés) una empresa llamada Ozark Invesment Corp, con un capital de 50 mil dólares y emitió 50 mil acciones valoradas en un dólar. Doce días más tarde, desde la oficina de Trusban en Ginebra, Suiza, André Housman, un representante de esa entidad bancaria que opera en paraísos fiscales, solicitó que su cliente, Eudomario Carruyo Rondón, fuese incorporado como representante de esa firma recién registrada. No pasó mucho tiempo para que las dos directoras de la empresa de maletín, aprobaran que Eudomario Carruyo Rondón, recién nombrado entonces director interno de Pdvsa, tuviera la capacidad de firmar todo por Ozark Invesment Corp. En 2006, la Contraloría General de República inició un proceso contra Eudomario Carruyo Rondón por no entregar su declaración jurada de bienes, el cual pasó al Ministerio Público. Ese caso aparece reflejado en el reporte anual de la Fiscalía de 2008, pero no detalla los resultados y la Contraloría General de la República nunca procedio con las sanciones pertinentes al caso. Eudomario Carruyo Rondón no conforme con ser directivo de Citgo, la petrolera venezolana radicada en Estados Unidos, y de las empresas filiales Deltaven y Pdvsa Marina, también quería manejar empresas propias y de papel o de maletín, para poder gestionar importantes sumas de dinero y no lo hizo solo. De a poco sumó a su esposa, Nancy Perozo, a sus hijos Eudo Carruyo Perozo y Carlos Carruyo Perozo, y a una persona de nombre Juan Carlos Linares Perozo. En agosto de 2007, todos los Carruyo tenían poderes para manejar la firma.

Luego de culminar el registro de las firmas de sus familiares, ese mismo mes de agosto de 2007 André Housman solicitó certificados por dos empresas distintas más para Eudomario Carruyo Rondón y Juan Montes quien era director de Inversiones de Pdvsa, un subalterno del vicepresidente de Finanzas Eudomario Carruyo Rondón, que tenia la responsabilidad de la colocación de dinero de los fondos de pensionados y jubilados de la estatal petrolera. De acuerdo con los fiscales que actuaron en el caso contra el venezolano-estadounidense Francisco Illaramendi, acusado de participar en un esquema Ponzi para defraudar casi 453 millones de dólares a los jubilados y pensionados de Pdvsa, Montes recibió sobornos de parte de Illaramendi. Las autoridades de EE.UU lo llamaron a declarar. Llegó a un acuerdo para cooperar con la justicia y se libró de una pena privativa de la libertad.

El financiamiento a campañas electorales en el exterior

El periodista Cesar Batiz, meciona en sus investigaciones que a Eudomario Carruyo Rondón lo señalan sus allegados de ser uno de los encargados, atendiendo órdenes superiores, de suministrar dinero de Pdvsa para el financiamiento de campañas electorales nacionales o internacionales, como la de Cristina Kichner, en Argentina. “No fue una maleta, fueron seis las que mandaron con dinero. Pero solo apresaron a Guido Antonini Wilson”, cuenta un entrevistado por Cesar Batiz al recordar la detención de un empresario venezolano en Buenos Aires en agosto de 2007 con 800 mil dólares en efectivo dentro de una maleta. Se afirma que Carruyo también participó en la trama.

Ante las sospechas se amplian las empresas de papel y sociedades para el lavado

El 27 de octubre de 2009, con la venia de los fundadores y accionistas de Mossack Fonseca, André Housman solicita que le den poderes a Eudomario Carruyo Rondón para manejar la empresa, nuevamente de papel, inscrita en Islas Vírgenes, Bistleigh Overseas LTD. Ese mismo día pidió, una vez más casualmente, también ceder otra firma, Service Mercury Limited, al ex-viceministro de Energía Eléctrica, Nervis Villalobos, quien se encuentra entre los exfuncionarios señalados de haber lavado dinero a través del Banco Privado de Andorra y está actualmente procesos en España por esta causa.

Debido a las primeras sospechas manifestadas por la banca Suiza, acerca de las posibles actividades ilícitas de Eudomario Carruyo Rondón, dos meses después Bistleigh Overseas LTD cambiaría de mano, esta vez hacia un ingeniero mecánico de Arzerbaiyán. El revés no impidió que Eudomario Carruyo Rondón y su familia siguieran en poder de Ozark Invesment Corp, aquella primera compañía para lavar dinero que fue registrada en 2005. Pero ante la insistencia de miembros de Mossack Fonseca, que pretendían obtener información más precisa sobre las actividades de la empresa, tocaría al asesor de la familia André Housman admitir que “la actividad de Ozark es la apertura de una cuenta bancaria en Suiza”. En mayo de 2013, Eudomario Carruyo Rondón y su familia firmarían un convenio con Banque Heritage, entidad que fue probablemente sugerida por Nervis Villalobos, ya que es la misma entidad desde la cual operaba éste hoy prófugo de la justicia.

mail-con-perozo
Desde Suiza, el intermediario de Eudomario Carruyo Rondón y su familia solicitó a Mossack Fonseca gestionar sus negocios con las empresas de maletín Bistleigh Overseas LTD y Service Mercury Limited
Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s