“La entrada de Finlandia en la OTAN perjudicará gravemente las relaciones bilaterales entre Rusia y Finlandia, así como el mantenimiento de la estabilidad y la seguridad en la región del norte de Europa. Rusia se verá obligada a tomar medidas de represalia tanto de carácter técnico-militar como de otro tipo para detener las amenazas a su seguridad nacional que surjan como consecuencia de ello”, agrega el comunicado

Putin dijo que “es causada en la mayor parte por estas sanciones. Quienes las concibieron partieron de ambiciones políticas exageradas y miopes y de la rusofobia, a expensas de sus propios intereses nacionales, de sus propias economías y del bienestar de sus pueblos, como lo demuestra principalmente el aumento de la inflación en Europa”

Para todos los efectos, la guerra está decidida. Toda la operación desde el primer día se centró en la destrucción de las fuerzas ucranianas. Eso se ha completado en gran medida”. Las unidades activas restantes, “están completamente rodeadas, cortadas y aisladas en varios pueblos y ciudades”. Unos 60.000 soldados ucranianos están aislados en la frontera de la región de Donetsk

Un mundo que ha sido inundado con dinero gratis bajo las políticas de la banca central para contener todo el impacto financiero de 2008 y la crisis del Covid parece más que vulnerable, debido a cómo se han inflado los precios de los activos y cómo han subido a nuevos récords los niveles de deuda. No se hagan ilusiones: los rusos no serán los únicos que sufriran por las sanciones rusas. El mundo debería recordar a Lehman y prepararse para un sacudón financiero y económico mundial